Contraloría adelanta procesos de responsabilidad fiscal por cerca de 28 mil millones a hospitales de Bogotá

BOGOTÁ, 04 de Mayo_ RAM_.... Un riguroso proceso de fiscalización está llevando a cabo la Contraloría de Bogotá en la red hospitalaria pública de la capital. Según el más reciente informe dado a conocer por el ente de control, desde 2009 a la fecha viene adelantando 79 procesos de responsabilidad fiscal a los 22 hospitales por un valor de 27.949 millones de pesos.

De igual forma, y frente a las denuncias adelantadas por la Secretaría de Salud, la Contraloría de Bogotá afirmó que la realización de recientes auditorías ha evidenciado nuevas anomalías en la contratación del Hospital de Meissen.

Según el Contralor de Bogotá, Diego Ardila Medina, la Entidad viene desarrollando dos procesos de responsabilidad fiscal frente al hospital: uno de ellos por $5.277 millones y el segundo por $272 millones.

El jefe del organismo de control explicó que las presuntas irregularidades se encuentran en la celebración y ejecución del contrato de obra pública 175 de 2006, cuyo objeto era la construcción, ampliación, intervención del espacio público y el suministro de equipos para el Hospital de Meissen II nivel ESE.

Ardila Medina también indicó que se están validando hallazgos relacionados con el presupuesto de la entidad, ya que durante el 2011 el centro hospitalario registró un déficit de 41.537 millones lo que evidencia falta de medidas tendientes a disminuir los gastos e incrementar los ingresos.

Igualmente, informó que se están revisando los estados financieros ya que no reflejan la realidad de las propiedades, la planta y los equipos con que cuenta el hospital “permitiendo mostrar excedentes en el ejercicio de 2011 contrario a la realidad económica”.

Finalmente, el Contralor de Bogotá anunció que continuará con las auditorías e incorporará en los procesos las denuncias realizadas por el Secretario de Salud del distrito.

Una vez se culmine el proceso de auditoría, la Contraloría de Bogotá hará una evaluación para determinar si es necesario correr traslado a los órganos disciplinarios y si se amerita de igual manera a la justicia ordinaria. “Nosotros vamos a continuar con nuestra labor de control fiscal y una vez se concluya la auditoría a finales del mes de mayo, consideraremos si es necesario hacer algunos traslados a los organismos competentes”, puntualizó el Contralor Diego Ardila Medina.

Dentro de los dos procesos de responsabilidad fiscal que cursan, la Contraloría de Bogotá ya vinculó a las compañías de seguros que expidieron las pólizas para garantizar los contratos, con el objetivo de asegurar que si al concluir los procesos existe algún daño al patrimonio público no se pierdan los dineros a la ciudad.

Compartir: