El porrazo de Uribe

El jueves santo el ex Presidente, Álvaro Uribe participaba de una cabalgata cerca a su finca El Ubérrimo en Montería, Córdoba. De pronto el potro que montaba se alteró y lo tumbó. ¿Resultado? Dos costillas lastimadas, raspones y moretones. Nada grave. Quietud y reposo recomendaron los médicos. Nadie apuesta porque les hará caso durante mucho tiempo. El incidente hubiera pasado desapercibido, si no es por la indiscreción del Presidente, Juan Manuel Santos que decidió «desearle pronta recuperación en su cuenta de Twitter.

Compartir: