Mientras el consumo de drogas crece como fibra óptica, nuestras políticas para combatirlo parecen hechas con telégrafos: Minjusticia

Bogotá, 30 de Enero ¬_RAM_ La Ministra Ruth Stella Correa, presentó los alcances de la propuesta del anteproyecto sobre el Estatuto de Drogas que busca modernizar las políticas públicas sobre el tema con el fin de que se pueda responder a la realidad actual de Colombia como país consumidor y no sólo como un país productor.
La Ministra hizo énfasis en que la modificación que se propone no corresponde a despenalizar un delito, ya que en el ordenamiento normativo vigente no existe la penalización en el consumo de dosis personal de drogas sintéticas ni de otras drogas de origen vegetal.
“No estamos proponiendo despenalizar el consumo de sustancias psicoactivas de origen sintético, pues esto ya se encuentra despenalizado; no se puede despenalizar lo que ya está despenalizado. Estamos es trazando la línea entre el criminal y el consumidor. No sirve de nada enviar al consumidor a la cárcel”, indicó.
Según explicó la alta funcionaria, frente a la ausencia de una norma que establezca el límite de la dosis personal para drogas sintéticas, lo que está planteándose es fijar la cantidad permitida para el consumo como igual ocurre con sustancias como la marihuana y la cocaína.
“El consumo y porte de drogas en dosis personales hoy está permitido, en virtud de reiterados pronunciamientos de la Corte Constitucional, uno de los cuales fue proferido en vigencia del Acto Legislativo 02 de 2009”, concretó la jefa de la cartera de justicia.
Esta propuesta del anteproyecto del Estatuto de Drogas que apenas está comenzando a socializarse con las distintas instituciones en todas las regiones del país, le otorga especial importancia a la protección de los menores de edad, pues se establecen serias restricciones, sanciones y agravantes para quienes consuman frente a niños y adolescentes. Además, se proponen sanciones más drásticas a quienes vendan drogas a menores y a aquellos que trafiquen en los colegios.
Estas propuestas incluyen también iniciativas para crear centros de rehabilitación donde las personas con adicción a las drogas puedan recibir un tratamiento que incluso esté cubierto por el POS. De esta manera el Estado podrá ofrecerles atención profesional a quienes tengan problemas de consumo. “Es decir, que el adicto vaya a un consultorio a tratamiento, y no a una cárcel donde no se le prestará el servicio médico adecuado”, indicó la funcionaria.
La Ministra Ruth Stella Correa concluyó explicando que la problemática de las drogas no solo en Colombia sino en el mundo, debe asumirse con respuestas audaces e innovadoras que permitan establecer políticas públicas coherentes con la magnitud del problema en el que se está convirtiendo el consumo
“Es decir, mientras el consumo de drogas en el país crece por fibra óptica, nuestras políticas para combatirlo parecen hechas con telégrafos”, sostuvo.

Compartir: