Piedad Córdoba dice que ejército violó DIH al suministrar prendas militares a periodista francés

La líder del movimiento de Colombiana y Colombianos por la Paz, Piedad Córdoba, denunció que el uso de prendas militares por parte del periodista francés en poder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Roméo Langlois, es una violación del derecho humanitario internacional.

En entrevista exclusiva a teleSUR, Córdoba consideró «preocupante» el hecho de que el periodista francés haya vestido prendas militares (chaleco y casco del Ejército) el pasado 29 de abril, cuando realizaría una cobertura especial en el departamento de Caquetá (sureste).

Allí, se produjo un enfrentamiento entre militares colombianos y militantes de las FARC. En medio de la batalla el periodista resultó herido en un brazo y decidió entregarse al bloque insurgente, identificándose como un periodista independiente.

«Son hechos que dan cuenta de la violación del derecho internacinal humanitario por parte -precisamente- de quienes llevaban al periodista Langlois», valoró Córdoba.

Reconoció que aún se desconocen los términos en los que se negoció el traslado del comunicador social a esta zona de conflicto. Sin embargo, reiteró que la acción en sí «da lugar a los comentarios que se han hecho».

La defensora de los derechos humanos subrayó que es importante, una vez que sea liberado, que Langlois «cuente y seguramente reafirme lo que las FARC están contando en el comunicado», mediante el que critican el hecho de que el periodista haya vestido prendas militares siendo un civil.

En ese documento difundido este domingo, las FARC se compromete a la liberación de Roméo Langlois en una operación humanitaria, que debe contar con la participación del Comité Internacional de la Cruz Roja, un delegado especial del gobierno de Francia -país de origen del periodista- y de la exsenadora Piedad Córdoba.

La dirigente de Colombianas y Colombianos por la Paz también se refirió al tema de la cobertura mediática del conflicto armado en Colombia, que las FARC ha considerado como parcializado y manipulado bajo los intereses del poder político del país suramericano.

Expuso que este debate se ha abierto ante la Opinión Pública, desde la óptica de la población que no tiene acceso a información real sobre el conflicto.

En tal sentido, apuntó que existe una matriz de opinión generada por el gobierno, que hace creer que en Colombia no existe un conflicto armado y sólo se trata de grupos terroristas que enfrentan al Estado.

Piedad Córdoba enfatizó que son víctimas del conflicto los 13 defensores de los derechos humanos asesinados en los últimos tres meses, «la cantidad de sindicalistas asesinados en este año y el número de defensores por la tenencia de la tierra (…) que llega casi a los 60».

«El periodismo debe cumplir una función muy importante, que vaya dirigida a generar imaginarios para acabar la guerra y no a utilizar los medios de comunicación, para generar -cada vez más- desviaciones (orientadas) sobre el conflicto», destacó.

Asimismo, Piedad Córdoba subrayó que alcanzar la paz en Colombia dependerá de la voluntad política del gobierno, para acabar con una guerra que afecta al país, inclusive a la región.

Denunció que esta guerra ha servido para que países como Estados Unidos, bajo su política de lucha contra el terrorismo, generen desestabilización en otros países como Venezuela y Ecuador, incluso potenciar la oposición en diferentes gobiernos de la región.

Compartir: