Alertan por crecientes súbitas en río Bogotá

Un incremento de los niveles del río Bogotá y sus afluentes mantienen en alerta a las comunidades que habitan cerca de la cuenca de esta importante fuente hídrica, en la capital del país.

El Instituto de Estudios Ambientales ((Ideam) confirmó¡ó, en un nuevo comunicado, que «las ondas de crecientes actualmente están transitando por la cuenca alta-media, con valores de los niveles en el rango de altos para la época, pero sin causar afectaciones».

La alerta del Ideam precisa que “se recomienda especial atención a pobladores en zonas ribereñas bajas del río Bogotá, especialmente para el sector aledaño a la vía Chía-Cota, a la altura del municipio de Funza”.

Así mismo señala que se deben tomar tomas las medidas preventivas en varios sectores de localidad de Suba, incluyendo la vía Suba-Cota ante el posible riesgo de inundaciones, deslizamientos en estas zonas. El Ideam indica que en la cuenta alta se observa un descenso en los niveles del río Bogotá.

“Se resalta que las crecidas son amortiguadas por los embalses de Tominé, Sisga y Neusa; sin embargo, debido a las posibles ondas de crecida se recomienda especial atención en zonas bajas de los municipios de Chía, Cajicá, Cota y los vecinos a la laguna de Fúquene”, destacó el comunicado.

Mientras que en la cuenta media se debe tener una especial atención para zonas bajas de Funza, Mosquera, el Distrito Capital y parte del municipio de Soacha.

“En estos sectores el tránsito de la onda de creciente y el eventual incremento de los ríos Salitre o Juan Amarillo, San Francisco, Fucha, Tunjuelo y Balsillas, afluentes al río Bogotá, podrían afectarlo y aumentar mucho más sus niveles”, dijo.

Y en la cuenca del río Tunjuelo, el Ideam advierte que debe existir una especial vigilancia  a este río pero también en sus principales afluentes, como las quebradas Yomasa, Santa Librada, Hoya del Ramo y Chiguaza por su margen derecha, y las quebradas Yerbabuena, Trompetas, de Limas y Terreros por su margen izquierda ante la alerta de posibles inundaciones.

Compartir: