Retiran credenciales a miembros del servicio secreto de USA

Washington  – A 11 agentes del Servicio Secreto de Estados Unidos les fueron retenidas sus credenciales de seguridad mientras se averigua si llevaron prostitutas a un hotel de Colombia previo a una visita del presidente Barack Obama a ese país, informaron este lunes funcionarios que están al tanto de la investigación.

Los agentes y funcionarios involucrados eran desde veteranos con cerca de 20 años de experiencia hasta novatos, y todos han sido entrevistados al menos una vez. Sus credenciales les podrían ser devueltas si se determina que son inocentes, según los funcionarios.

Los miembros del Servicio Secreto y al menos otros cinco militares están acusados de llevar prostitutas a su hotel en Cartagena antes del viaje de Obama a la Cumbre de las Américas el fin de semana pasado. Al hablar al final de la cumbre el domingo, Obama pidió una investigación “completa” y “rigurosa”.

El general Martin Depsey, jefe del Estado Mayor, dijo a reporteros que este incidente había distraído la atención “de lo que era un compromiso muy importante del presidente”.

“Dejamos al jefe abajo”, dijo Depsey, y agregó: “Estamos apenados por lo que ocurrió en Colombia, aunque no estamos seguros de qué fue exactamente”.

El vocero del Pentágono, George Little, no pudo decir cuántos militares más podrían estar involucrados. Funcionarios del Pentágono creían en un principio que solo personal de la Armada estaba involucrado.

“Creemos que podría haber más de cinco”, dijo Little el lunes. Se esperaba que todos regresaran a Estados Unidos este lunes.

A pesar de que Little no especificó las supuestas faltas del personal militar, funcionarios estadounidenses han dicho que están investigando si estuvieron involucrados en borracheras y contratación de prostitutas. El Ejército está buscando específicamente si el personal llevó prostitutas al hotel, lo que habría violado el toque de queda militar.

Añadió que el personal no estaba involucrado directamente en la seguridad presidencial y que no tenían ningún contacto con Obama. Definió su rol en el Servicio Secreto como “de apoyo”.

No está claro si el Pentágono dará a conocer qué estaba haciendo exactamente ese personal en Colombia ni a qué parte del Ejército pertenecía.

Un funcionario que se encontraba en Colombia hizo las primeras investigaciones, según Little. Otro funcionario de alto rango se dirige a Colombia para apoyar en ese trabajo.

Los primeros cinco investigados no fueron identificados por nombre. El sábado, el Comando Sur de Estados Unidos anunció una investigación y aseguró que el personal no estaba cumpliendo con sus deberes.

“Estamos representando al pueblo de Estados Unidos y cuando viajamos a otro país espero que se observen los más altos estándares”, dijo Obama el domingo. “Obviamente lo que se está reportando no está a la altura de esos estándares”.

“Esperaré a que la investigación esté completa para emitir un juicio definitivo”, añadió.

El legislador Peter King, jefe del Comité de Seguridad del Senado, dijo el sábado que el personal llevó a prostitutas a su hotel el miércoles en la noche y que una mujer dejó la habitación por la mañana.

Un empleado del hotel trató de entrar al cuarto y eventualmente la mujer salió y dijo que le debían dinero, según King.

Fuentes del gobierno estadounidense informaron que hubo una disputa entre un miembro del Servicio Secreto y una mujer sobre un pago en el hotel.

Al menos una de las mujeres habló con la policía y los reclamos llegaron a la Embajada de Estados Unidos.

“El Servicio Secreto vio el reporte e inmediatamente comenzó la investigación”, según King.

El vocero del Servicio Secreto, Edwin Donovan, dijo que los agentes fueron relevados de sus deberes el jueves, antes del arribo de Obama a Colombia, y remplazados debido a “acusaciones de mala conducta”.

Compartir: