Jefes de Estado y de Gobierno de las Américas entregaron mandato a la OEA para analizar actual política antidrogas

Los gobiernos de las Américas entregaron este domingo un mandato a la Organización de Estados Americanos (OEA) para que comience con el análisis de la actual política de lucha contra las drogas, afirmó el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, al clausurar la VI Cumbre de las Américas, certamen hemisférico que se celebró este fin de semana en la caribeña Cartagena de Indias.

«Los gobiernos de América coincidimos en la necesidad de analizar los resultados de la actual política antidrogas y explorar nuevos enfoques para ser más efectivos. Hemos dado a la OEA el mandato para que inicie ese proceso. Ver si esta política está funcionando y si hay alternativas más eficaces y menos costosas para enfrentar este problema de las drogas», aseguró el mandatario anfitrión durante un cuentro con periodistas.

Santos calificó de «valiosa» la discusión que sostuvo con sus pares del continente sobre una revisión a los resultados de la política de lucha contra las drogas.

«Se hará un estudio para ver si está funcionando. Esa discusión la tuvimos todos los mandatarios. Y se debe dar. Será la OEA la que inicie ese proceso», enfatizó.

«Esta Cumbre ha sido diferente. En cuanto a las acciones concretas contra el crimen organizado, cada circunstancia tiene características particulares. Lo importante es que lo que se vio es la disposición absoluta de todos los países, desde Estados Unidos y Canadá hasta Argentina y Chile de coordinarse mejor para ser más efectivos en la lucha contra el crimen organizado», explicó.

«No se trataba aquí de dar un debate sobre la legalización de las drogas (…) Todas las opciones están abiertas. Muchos debates sobre este tema se hacen sobre suposiciones. Pero ¿dónde esta el estudio que soporta esa suposición? Como no existe, tenemos que empezar a buscar la realidad sobre los hechos y, después, definir qué políticas debemos abordar hacia el futuro», concluyó.

El pasado mes de noviembre, en declaraciones el diario inglés The Guardian, Santos había propuesto abordar un “nuevo enfoque” de cara a la lucha mundial antidrogas.

El sábado, en el marco de la VI Cumbre, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama se declaró en contra de legalizar el consumo de drogas. Mientras, Santos confió en que la Cumbre de las Américas podía constituirse en el «punto de partida» para discutir la política antidrogas.

 

Compartir: