Uribistas denuncian “compra de votos” por la campaña reeleccionista de Santos

El movimiento uribista “Centro Democrático” denunció en las últimas horas “compra de votos” para la segunda vuelta presidencial por parte de la campaña reeleccionista del presidente Juan Manuel Santos, con miras a “triplicar la votación obtenida en la primera vuelta presidencial” del pasado 25 de mayo.

“Denunciamos ante la opinión pública que la campaña del Presidente-candidato tendría un presupuesto de unos 30 mil millones de pesos, para comprar votos por todos los métodos, y buscar crear una ventaja electoral ficticia en la costa Atlántico”, afirmó en un comunicado el movimiento político que lidera el expresidente Alvaro Uribe.

Igualmente, pide a la Procuraduría General de la Nación, a la Fiscalía General de la Nación, a la Policía Nacional, y a las demás autoridades competentes, que investiguen “las llamadas “taquillas” que se han abierto en el Atlántico y en los departamentos de la Costa Caribe para la compraventa de votos”.

A su turno, a través de su cuenta en Twitter, el expresidente Uribe Vélez le indicó a Santos que “si hubiera mantenido política de Seguridad Democrática, no tendría hoy el afán de corretear votos”.

El comunicado del movimiento uribista, dice textualmente:

El Centro Democrático ha recibido información de fuentes fidedignas que indican que el Presidente-candidato Juan Manuel Santos se reunió con varios Congresistas del departamento del Atlántico, con el objetivo de triplicar la votación obtenida en la primera vuelta en ese departamento.

En dicha reunión se determinó que para cumplir esta meta electoral, era indispensable la obtención de recursos económicos para movilizar entre 200 mil y 300 mil votos adicionales a los obtenidos el pasado 25 de mayo, cada voto a un costo de entre 30 mil y 50 mil pesos, según lo informando por las mismas fuentes.

Denunciamos ante la opinión pública que la campaña del Presidente-candidato tendría un presupuesto de unos 30 mil millones de pesos, para comprar votos por todos los métodos, y buscar crear una ventaja electoral ficticia.

Solicitamos a la Procuraduría General de la Nación, a la Fiscalía General de la Nación, a la Policía Nacional, y a las demás autoridades competentes, investiguen las llamadas “taquillas” que se han abierto en el Atlántico y en los departamentos de la Costa Caribe para la compraventa de votos, con el fin de garantizar que el próximo 15 de junio sea un día electoral sujeto a la Ley, con transparencia y en el que la democracia colombiana no sea distorsionada y manipulada”.

Compartir: