«Todo cambiará cuando ruede el balón»: Blatter

El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, aseguró que el puntapié inicial del Mundial, que comenzará el próximo jueves en Sao Paulo, le cambiará el «ambiente» al país, que por estos días enfrenta una serie de protestas, muchas de ellas contra la organización del torneo.

«Es una cuestión de confianza, a una semana somos optimistas. El puntapié inicial del Mundial creará otro ambiente en el país», afirmó el máximo dirigente de la FIFA en una rueda de prensa, después de la instalación de la reunión del Comité Ejecutivo del organismo, que se extenderá hasta hoy.

Para Blatter, «en todos lados hay gente insatisfecha. Es un aspecto social de una gran competición como el Mundial de la FIFA. Pero es difícil y no es posible agradar a todos, esto lo dicen los filósofos» y agregó «el mundo cambió, en todos lados hay gente insatisfecha».

En contraste a las manifestaciones, que comenzaron hace un año durante la realización de la Copa Confederaciones, el presidente de la FIFA recordó que en 2007, cuando Brasil fue elegido como sede del Mundial, «hubo fiesta en la playa de Copacabana, pero algo cambió desde entonces».

El dirigente puso como ejemplo de la complejidad de realizar grandes eventos a Rusia, sede del Mundial del 2018, que también presentará «otros problemas y desafíos» y que organizó los últimos Juegos Olímpicos de Invierno, en Sochi.

De otro lado, el dirigente se negó a responder directamente una pregunta sobre las denuncias de corrupción en el proceso de elección de Qatar para organizar el Mundial de 2022.

«Vamos a esperar los resultados de una investigación independiente» y recordó que el tema estará sometido para ser abordado en el Congreso de la FIFA los días 10 y 11 de junio en el hotel Transamérica de Sao Paulo.

El secretario general de la FIFA, Jerome Valcke, minimizó un poco los atrasos de las obras en algunos estadios, del que incluso ha sido uno de los principales críticos.

«Parece que queda mucho por hacer, porque es normal que eso parezca cuando algunas obras realmente se entregaron tarde», subrayó Valcke.

En la cita participaron además de Blatter y Valcke, el ministro de Deportes de Brasil, Aldo Rebelo; el presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), José María Marín, y el presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), Eugenio Figueiredo.

35 millones para campeón

El campeón del Mundial recibirá un premio de 35 millones de dólares entre 358 millones en premios que serán repartidos entre las 32 selecciones participantes.

El finalista perdedor recibirá 25 millones de dólares, el tercero 22 millones, el cuarto 20 millones y el resto de clasificados a cuartos de final, 14 millones, según anunció el secretario ejecutivo de la FIFA, Jerome Valcke, tras la reunión del Comité Ejecutivo del organismo que tuvo lugar en el complejo turístico brasileño de Costa do Sauípe.

La participación en el Mundial garantizará un mínimo de 4 millones de dólares a las 32 selecciones participantes y las que lleguen a octavos de final recibirán un total de 9 millones.

Las selecciones recibirán un adicional de 1,5 millones de dólares en concepto de costos de preparación.

Compartir: