Informe del Ejército sobre ataque de las Farc al municipio de Caldono, en el Cauca

El comando del Ejército Nacional entregó hoy un informe sobre el frustrado intento de las Farc de “tomarse” el municipio de Caldono, en el departamento del Cauca, acción que dejó un soldado muerto, identificado como Juan Pedro Quisobi Alvarado y heridos otros dos.
El informe detalla también el resultado de otras operaciones militares realizadas en el norte del mismo territorio caucano, donde fue decomisado un arsenal de las Farc y en el vecino departamento del Tolima, donde se incautaron once granadas y otros explosivos.
En el primer caso, el reporte que en el área general del municipio de Caldono en el departamento del Cauca, fue neutralizada una acción terrorista gracias a la información de inteligencia que se tenía y con la cual se logró repeler el ataque indiscriminado de la comisión de orden público de la columna móvil Jacobo Arenas de las Farc, quienes pretendían realizar un toma guerrillera en el casco urbano del municipio.
Los terroristas fuertemente armados llegaron hacia las 12 y 30 de la madrugada, realizando lanzamiento indiscriminado de ráfagas de fusil, ametralladoras y cilindros bomba. Este ataque fue repelido por las tropas del Ejército Nacional, que abordando todos los frentes del municipio evitaron así la incursión guerrillera.
Tras 30 minutos de combates, los soldados del Ejército, lograron que los terroristas desistieran de su acometida y emprendieran la huida hacia la zona occidental del municipio, donde a esta hora son perseguidos por las unidades, que refuerzan las operaciones militares en la zona.
Por información técnica y los rastros encontrados en el registro perimétrico, los bandidos fueron golpeados fuertemente en esta acción, se sabe que tres terroristas fueron dados de baja en medio de los combates, pero los cuerpos fueron recuperados por sus compañeros.
Para esta unidad militar es triste informar a la opinión pública que desafortunadamente, un héroe más de nuestra amada patria muere en cumplimiento de la misión por proteger a la población civil. El soldado Juan Pedro Quisobi Alvarado, fue cobardemente asesinado por las Farc, ya que uno de los artefactos explosivos artesanales lanzados por los terroristas, cayó cerca donde se encontraba un grupo de militares, quitándole la vida a este héroe, y dejando heridos a dos soldados más, los cuales fueron atendidos en primera instancia en el centro de salud de este municipio y luego remitidos a la clínica Valle de Lili en la ciudad de Cali.
El Comando de la Fuerza de Tarea Apolo, manifiesta a los familiares y amigos, su más sentido saludo de condolencia, por la pérdida inesperada del soldado Juan Pedro Quisobi. Alzamos nuestras oraciones al Todopoderoso para que este héroe descanse en paz y su valor demostrado en la tierra sea recompensado en la eternidad
DECOMISO DE ARMAS
En el marco del Plan de Campaña Espada de Honor II las tropas de la Tercera Brigada, orgánicas de la Tercera División del Ejército Nacional, lograron en las últimas horas la incautación de seis fusiles M16 que tenían como destino el frente urbano Manuel Cepeda de las Farc en el norte del Cauca.
El hecho se presentó en zona rural del municipio de Dapa en el departamento del Valle. Allí, sobre una vía los soldados del Batallón de Policía Militar 3 General Eusebio borrero Costa, gracias a informaciones suministradas ubicaron seis fusiles M16, 10 culatas, dos proveedores, un guardamanos, siete empuñaduras, ocho alojamientos de cerrojo, siete resortes recuperadores y dos cilindros de gases, todo ellos para fusil M16.
La oportuna reacción de las tropas permitió ubicar este material de guerra que iba a ser transportado al municipio de Súarez en el norte del Cauca. Según las informaciones los fusiles serian movilizados por partes a través de Yumbo hacia Jamundí y de ahí al norte del departamento del Cauca para ser utilizados por los narcoterroristas en sus acciones contra la población civil y las tropas.
La Tercera Brigada mantiene las operaciones militares sobre la zona rural de los municipios circundantes a la capital del Valle, producto de lo anterior el Batallón de Policía Militar ha logrado en las últimas semanas la captura en Yumbo de un individuo que merodeaba una casa abandonada y tenía en su poder prendas de uso privativo de las Fuerzas Militares con las que, según las informaciones, intimidaba a los habitantes haciéndose pasar por guerrillero de las Farc. En su poder fue encontrado un revolver calibre calibre 38, 14 cartuchos para el mismo y un par de lentes binoculares. Igualmente, en otro hecho en este mismo municipio, fueron incautados 63 kilos de marihuana que estaban escondidos en cajas.
El Comandante de la Tercera Brigada manifestó que la ofensiva militar tendiente a garantizar la seguridad de la población de los municipios del Valle del Cauca y el norte del Cauca continuará. Así mismo, indicó que este tipo de resultados no serían posibles sin la colaboración de los ciudadanos que confían en sus Fuerzas Militares, de igual forma, fue enfático en afirmar que la línea 146 se encuentra habilitada para recibir cualquier información que desee ser suministrada.
EN EL TOLIMA
En desarrollo de operaciones de control y registro adelantas en el sur del Tolima, tropas del Batallón de Infantería José Domingo Caicedo y el Grupo conjunto de explosivos de la Fuerza de Tarea Zeus neutralizaron material de guerra y explosivos que serían utilizados por el comando central de las Farc para atentar contra la población civil.
El hallazgo se registró en la cabecera urbana del municipio de Chaparral, donde la comunidad alertó a las tropas de la extraña presencia de sujetos en el sector; luego de que efectivos del Batallón Caicedo llegaran al lugar y se diera inicio al registro correspondiente, los individuos se percataron de la presencia de las tropas y en su huida dejaron un bolso color negro y una caja que en su momento se pensó podría ser un artefacto explosivo improvisado.
Con la presencia del Grupo Conjunto de Explosivos en el lugar, se asegura la zona para brindar protección a la comunidad del sector y comienza el registro para la posterior verificación del bolso y la caja dejados por los terroristas de las Farc, luego de la correspondiente verificación de la maleta y la caja; se logra hallar al interior del mismo el siguiente material de guerra: 11 granadas de mano, proveedores metálicos calibre 5.56, cartuchos de diferentes calibres, 300 gramos de pentolita y 300 metros de cordón detonante.
Las intenciones de los subversivos era atentar contra la población civil y las tropas que custodian las torres de energía, generando distracción y confusión para luego atentar contra las estructuras eléctricas que suministra energía a más de 100 mil habitantes del sur del Tolima.
El compromiso y la misión de salvaguardar y proteger a la población civil del sur del Tolima de todo acto o pretensión terrorista por parte de las ONT-Farc que delinquen en el sur del Tolima, continua por parte de todos nuestros soldados y unidades que están comprometidas con esta hermosa región.

Compartir: