Al final del Gobierno se habrán construido 900 mil viviendas, resaltó el Presidente Santos

Cartagena de Indias, 06 de Junio ¬_RAM_ El Presidente de la República, Juan Manuel Santos Calderón, afirmó este viernes ante los constructores que con el rimo actual, al final de este gobierno se habrá alcanzado la meta de 900 mil nuevas viviendas.

En el cierre del congreso anual de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), en Cartagena, el Jefe de Estado recordó que prometió hace cuatro años iniciar la construcción de un millón de unidades habitacionales “y me tacharon de exagerado”.

“Y hoy vemos que —al corte de diciembre pasado— se había iniciado la construcción de 740 mil, la mayoría de interés social”, expresó.

“Si mantenemos —como vamos a mantener— ese ritmo de construcción, vamos a superar las 900 mil viviendas en todo el país, muy cerca de la ambiciosa meta prevista y más lejos que cualquier otro gobierno. De hecho, prácticamente duplicamos en nuestro cuatrienio el promedio anual de viviendas iniciadas entre 2002 y 2010”, precisó el Presidente.

Añadió que “lo mejor es que se trata de vivienda, en su mayor parte, para las familias de menores recursos, para los más vulnerables, para cientos de miles de hogares que están saliendo de la pobreza”.

El Mandatario destacó el trabajo realizado junto a los constructores y advirtió que “si un sector genera hoy progreso, genera bienestar, genera empleo, impulsa a otros sectores, ese es el sector de la construcción”.

Agregó que hoy se puede decir “con inmensa satisfacción, que vivimos un momento histórico en el que alcanzamos los más altos niveles de producción de vivienda formal y de vivienda social formal”.

Santos Calderón subrayó que a estos logros se suma “la revolución del agua gracias a la cual 3 y medio millones de colombianos que no tenían agua potable, hoy la tienen, y 3 millones 800 mil que no tenían alcantarillado hoy cuentan con ese servicio básico”.
Manifestó que “nunca Colombia había tenido un presupuesto de inversión en agua y vivienda como el que destinamos en este gobierno, nada menos que de 12 billones de pesos”.

Enumeró los programas impulsados en materia de vivienda, el sector más dinámico de la economía y el que más empleo genera.

También defendió los planes de vivienda gratuita que se emprendieron en todo el país para los más pobres entre los pobres.

“¡Cuesta creer que haya quien pueda criticar el programa de vivienda gratuita!”, sostuvo y se preguntó “de qué otra manera tantas familias colombianas en situación de pobreza extrema, desplazados, afectados por desastres naturales, iban a poder soñar con un techo propio”.

Pero hizo énfasis en que “la buena noticia es que hoy no solo pueden soñarlo sino que lo están logrando”.

“Ya contratamos e iniciamos la construcción de las 100 mil viviendas gratuitas —de las que se han terminado 60 mil— y estamos dando prelación en el sorteo y entrega a los hogares en situación de desplazamiento o víctimas del conflicto”, dijo.

Aseguró que nunca antes se había construido tanta vivienda prioritaria y de tan alta calidad en tan poco tiempo.
Se refirió al programa de Vivienda Prioritaria para Ahorradores, lanzado recientemente, ya se seleccionó la construcción de más de 70 mil viviendas de las 86 mil que lo conforman, para beneficiar a familias que ganan menos de dos salarios mínimos.

El Presidente Santos indicó que con el programa de Subsidio a la Tasa de Interés, para familias de ingresos bajos y medios, se ha llevado la tasa de los créditos hipotecarios a un nivel del 7 por ciento, como el de las economías desarrolladas.

“Durante nuestra administración más de 173 mil familias colombianas han podido adquirir una vivienda con subsidio a la tasa. Es decir, les hemos ayudado —en conjunto con los bancos— a pagar cuotas mucho más bajas por sus casas”, precisó.

A esto hay que sumar otros programas como el de mejoramiento integral de barrios, el de macroproyectos de interés social nacional o las otras 100 mil viviendas campesinas que hemos entregado o construido gratis en el sector rural.

“Porque lo que hemos hecho y seguimos haciendo en construcción es simplemente revolucionario. Con semejantes niveles de producción de vivienda, y con la ejecución de los programas de agua y saneamiento básico, la construcción está siendo el sector económico más dinámico de la economía, tanto que creció el año pasado cerca del 10 por ciento”, puntualizó.

El Presidente de la República hizo énfasis en que “el déficit cuantitativo de vivienda, que superaba el millón de viviendas en el 2005, era apenas de medio millón en el 2012, lo que nos permite soñar —óigase bien— con lograr un déficit cuantitativo de vivienda de CERO al terminar el próximo cuatrienio. ¡Qué cada familia colombiana tenga un techo digno! ¡Es posible!”, concluyó.

Compartir: