Decenas de vendedores ambulantes tendrán sus propios quioscos metálicos

Gracias al convenio adelantado por la Alcaldía Local de Antonio Nariño y el IPES, más vendedores informales de la localidad tendrán la oportunidad de comercializar sus productos, en módulos de venta metálicos, dignos para trabajar que permiten la venta organizada en el espacio público.

Los quioscos se otorgan por sorteo, vigilado por la Personería, la Policía y otros entes distritales, a los vendedores que llevaban más de 10 años trabajando en la calle a los alrededores del Centro Comercial Centro Mayor, y decidieron acogerse voluntariamente al programa.

Serán 38 quioscos, para 76 comerciantes, que quedarán funcionando a la fecha en la localidad de Antonio Nariño, ubicados en el barrio Restrepo y la plazoleta exterior del Centro Comercial.

Adicionalmente, la Administración del Centro Comercial los apoyará con un capital semilla de $500 mil, en productos para el primer surtido del módulo.

“Este programa permite potenciar los ingresos y calidad del trabajo de los vendedores independientes; además de contribuir a la sostenibilidad económica y fortalecimiento de los recursos destinados al espacio público” afirmó Giovanni MonroyPardo, Alcalde Local de Antonio Nariño.

Los beneficiarios firmarán un contrato de uso y aprovechamiento económico del mobiliario urbano con el IPES por 2 años, periodo en el cual deben presentar y poner en marcha una idea de negocio que contará con la asesoría de la entidad, y realizar su proceso de transición de la informalidad a la formalidad.

El pago será de $13.000 mensuales, destinados al mantenimiento de los Módulos de Venta.

“Tengo mucha expectativa, porque sé que de mis ingresos podré pagarle la carrera universitaria a mi hija” mencionó Isabela Barón Barrera, vendedora de comidas rápidas hace 22 años del sector.

Compartir: