El futuro Rey Felipe VI dedicará sus fuerzas a servir a España como una nación «unida y diversa»

El Príncipe Felipe ha hecho estas declaraciones en el Monasterio de Leyre en Navarra donde ha asistido a hacer entrega del Premio Príncipe de Viana de la Cultura 2014 al historiador capuchino Tarsicio de Azcona. Don Felipe ha explicado que el año que viene este galardón pasará a llamarse Princesa de Viana.

«En periodos de dificultades como los que atravesamos», la experiencia de tiempos pasados «nos enseña que solo uniendo nuestros afanes, anteponiendo el bien común a los intereses particulares e impulsando la iniciativa, la investigación y la creatividad de cada persona lograremos avanzar hacia escenarios mejores», ha subrayado quien asumirá en los próximos días la jefatura del Estado.

Ha añadido que «ése es el ánimo que todos – responsables institucionales, agentes sociales y económicos, entidades y ciudadanos- debemos tener para afrontar con decisión el futuro y ampliar el campo de esperanza que se abre ante nosotros».

Durante su intervención, Don Felipe ha destacado que siente «muy cerca la realidad de esta Comunidad foral, pues con su futuro estoy, junto a mi familia, plenamente comprometido». «En ese futuro también tendrá su lugar la próxima Princesa de Viana…», ha señalado, en referencia a la infanta Leonor, que ostentará el título de Princesa de Asturias y de Viana.

Por otra parte, al hilo de la «alta consideración hacia la historia» que entraña el Premio Príncipe de Viana, Don Felipe ha señalado que «puede afirmarse que el mejor conocimiento del pasado favorece que las sociedades avancen con paso firme hacia el futuro, del mismo modo que los árboles precisan de recias raíces afianzadas en la tierra para poder crece con más fuerza».

Según Don Felipe, «nada mejor para sentir la base sólida de la historia que un lugar como este admirable monasterio, donde reposan los restos de los primeros Reyes de Navarra, a quienes cada año tributamos un homenaje de reconocimiento».

El Príncipe ha tenido palabras de reconocimiento para el premiado, el historiador capuchino Tarsicio de Azcona, de quien ha destacado que es «un historiador completo que se ha valido de su gran experiencia docente para exponer de forma clara y atractiva las averiguaciones y conclusiones a las que ha llegado tras un estudio intenso de fuentes documentales originales».

Se trata del primer acto oficial conjunto de los Príncipes después de que este lunes el Rey don Juan Carlos anunciara su abdicación, lo que ha generado una gran expectación mediática ante el que será el primer discurso oficial del Príncipe Felipe.

A su llegada al Monasterio de Leyre, sus altezas reales han sido recibidos por la presidenta del Gobierno foral, Yolanda Barcina, y otros miembros de su Ejecutivo. El acto de entrega propiamente dicho ha comenzado a las 11.30 horas en el interior de la iglesia abacial del monasterio, lugar al que se ha trasladado este año la entrega del premio por la adversa meteorología.

Tras la entrega del premio a Tarsicio de Azcona, los Príncipes de Asturias han asistido al tradicional homenaje a los Reyes de Navarra, en el que también se inaugurará el recientemente reconstruido órgano musical.

http://www.expansion.com/

Compartir: