Superindustria impone multa a Alkosto y obliga devolver dinero a un cliente por compra defectuosa

Bogotá, 04 de Junio ¬_RAM_ La Superintendencia de Industria y Comercio condenó judicialmente a la empresa Alkosto a devolver a un cliente el dinero que canceló por una compra que resultó defectuosa y, además, le impuso una multa de 30 millones de pesos por desconocer los derechos del consumidor.

Mediante sentencia judicial, la Superindustria ordenó a la citada empresa a devolver a un consumidor la suma de tres millones ciento cincuenta mil pesos, equivalentes al 100% del valor pagado por una motocicleta, por la ocurrencia de fallas mecánicas reiteradas.

En la misma decisión judicial, la Superindustria impuso a Akosto S.A. una multa de treinta millones ochocientos mil pesos, por desconocer el derecho del consumidor a la efectividad de la garantía de calidad e idoneidad de los bienes.

El informe de la Superintendencia señala que la Delegatura para Asuntos Jurisdiccionales de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), ordenó la devolución del dinero pagado por la motocicleta debido a que presentó reiteradas fallas mecánicas que atentaron contra la calidad esperada del bien, lo que configuró una infracción a sus derechos como consumidor.

En el fallo a una demanda judicial del cliente perjudicado, la Superintendencia advierte que se probó que Alkosto fue renuente a cumplir las obligaciones legales previstas en el Estatuto del Consumidor (Ley 1480 de 2011), al haberse negado a devolverle al consumidor el dinero pagado por la motocicleta ante las fallas reiteradas, así como también por no contar con los repuestos requeridos cuando fue necesario realizar intervenciones al bien.

La demanda judicial fue instaurada el 23 de mayo de 2013 por un consumidor que adquirió en Alkosto una motocicleta por un valor de tres millones ciento cincuenta mil pesos.

La Superintendencia de Industria y Comercio comprobó durante el proceso que la motocicleta presentó diversas y reiteradas fallas mecánicas (alto consumo de aceite y ruidos en el motor, entre otros) que, requirieron tres intervenciones técnicas durante el término en que la motocicleta se encontraba en garantía.

Con posterioridad a estas intervenciones, el consumidor solicitó a Alkosto la devolución del dinero pagado por la motocicleta.

Sin embargo, la empres no accedió a la solicitud de reintegro del dinero, como era su obligación legal y en consecuencia, el consumidor interpuso una demanda judicial ante la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) para obtener la protección de sus derechos, en concreto el cumplimiento o efectividad de la garantía de calidad e idoneidad.

En la sentencia judicial que decidió la controversia, la Superindustria declaró el incumplimiento en la garantía legal por parte de Alkosto y, dando cumplimiento a lo dispuesto en el Estatuto del Consumidor, la condenó a reintegrar o devolver al consumidor el 100% del valor total pagado por la motocicleta tres millones ciento cincuenta mil pesos ($3.150.000.oo), en tanto se comprobó que durante el término de garantía del bien (1 año a partir de la entrega del producto) presentó fallas mecánicas reiteradas.

Adicionalmente, la Superindustria impuso una multa de treinta millones ochocientos mil pesos, correspondientes a cincuenta salarios mínimos legales mensuales vigentes.

“La decisión de carácter jurisdiccional adoptada por la Superintendencia de Industria y Comercio a favor del consumidor es de inmediato cumplimiento, contra ella no procede ningún recurso y actualmente se encuentra debidamente ejecutoriada”, concluye el comunicado.

Compartir: