Solucionar crisis carcelaria le costaría a Colombia cuatro billones de pesos

Según el ministro de justicia, si el Estado colombiano quisiera solucionar de raíz el problema del hacinamiento carcelario, que hoy supera el 53% a nivel nacional, tendría que disponer de cuatro billones de pesos, es decir, el recaudo mal contado de dos reformas tributarias.

En todos los establecimientos carcelarios colombianos sumados hay en este momento casi 130 mil internos, cuando los cupos apenas llegan a 65 mil, es decir, el faltante es de más de 60 mil.

Se trata de una problemática tan “inveterada”, como dice el ministro de Justicia, Alfonso Gómez Méndez, que las soluciones parciales que están en marcha apenas solucionarán el 30% del hacinamiento en el país, con una inversión que supera el billón 200 mil millones de pesos.

Las cifras de hacinamiento

En todos los establecimientos carcelarios colombianos sumados hay en este momento casi 130 mil internos, cuando los cupos apenas llegan a 65 mil, es decir, el faltante es de más de 60 mil.

Obviamente, hay cárceles con niveles de hacinamiento más que críticos: Riohacha con 474%; Santa Marta con 353%; o Magangué con 320%, por mencionar solo algunas.

Las soluciones

Es claro, también, que el Gobierno Nacional ha venido trabajando en diversas estrategias para tratar de superar la situación.
Una fue la reforma al Código Penitenciario y Carcelario (Ley 1709 de 2013) que ha permitido la excarcelación de unos cuatro mil internos, aunque la idea es llegar a 10 mil.

“A mediano plazo, hicimos un convenio con el Ejército para desarrollar diez proyectos de los cuales ya hay dos en construcción: Guaduas y Tierralta (Córdoba); ahí tendremos más o menos 1.500 cupos adicionales. Esos dos proyectos nos cuestan alrededor de $45 mil millones”, explica Harold Linares, director de Infraestructura de la Unidad de Servicios Penitenciarios y Carcelarios.
El funcionario agrega que cárceles nuevas propiamente dichas son cuatro, que aportarían unos 7 mil 500 cupos: Pereira, Fundación (Magdalena), Riohacha y Valledupar.

Sin embargo, Linares, al igual que otros expertos, considera que el problema de la crisis carcelaria no se resuelve solo con más infraestructura.

Colprensa

Compartir: