Sánchez Cerén asume como presidente de El Salvador

SAN SALVADOR — Salvador Sánchez Cerén asumió el domingo como el primer ex guerrillero en gobernar El Salvador y en su discurso de envestidura, anunció que estará a la cabeza del combate contra la delincuencia y convocó a los salvadoreños a trabajar por un acuerdo de nación que permita resolver los principales problemas que enfrenta el país.

“¡Sí, protesto!”, dijo Sánchez Cerén al momento que el presidente de la Asamblea Legislativa, Sigfrido Reyes, le tomó el juramento y le impuso la banda presidencial, con lo que quedó investido como nuevo mandatario de la nación centroamericana para los próximos cinco años.

Miles de correligionarios del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) rompieron en un prolongado aplauso y coreaban consignas como “sí se pudo, sí se pudo, sí se pudo”.

“Después de largos años de lucha por la justicia y la democracia en mi país, recibo con humildad y profundo respeto la banda presidencial, la recibo con el compromiso de ejercer la presidencia para todos los salvadoreños y todas las salvadoreñas, aquí y en el exterior, ejerceré la presidencia con la honradez, la austeridad, la eficiencia y la transparencia”, manifestó el mandatario.

Prometió que trabajará “para alcanzar los grandes acuerdos de nación que nos permitan resolver los principales problemas del país y que faciliten la construcción de los cambios estructurales que El Salvador necesita” y dijo que “la participación ciudadana será fundamental en mi gobierno”.

Sánchez Cerén anunció que al asumir la presidencia se coloca al frente del Sistema de Seguridad Ciudadana para combatir la alarmante violencia que vive el país, provocada en su mayoría por las maras o pandillas y llamó a la unidad nacional.

“La seguridad ciudadana requiere que trabajemos unidos contra el crimen organizado, el narcotráfico, las extorsiones y toda expresión de violencia”, sostuvo, advirtiendo que van a combatir la delincuencia en todas las formas, con todos los instrumentos legales y coercitivos.

Anunció que la Policía Nacional Civil, creada con los Acuerdos de Paz, se fortalecerá y que harán una profunda depuración de la institución.

“Vamos a fortalecer las instituciones que tienen el mandato constitucional de prevenir, combatir y castigar el crimen, y juntos garantizamos la paz en cada uno de los territorios”, agregó.

En El Salvador, las pandillas establecidas en populosos barrios están integradas por más de 70,000 jóvenes y adolescentes. Más de 10,000 están presos.

Sánchez Cerén se comprometió también a trabajar contra la corrupción y dijo que “los recursos del pueblo son sagrados y sólo se usarán para favorecer al desarrollo y bienestar del mismo”.

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/2014/06/01/1762562/sanchez-ceren-asume-como-presidente.html#storylink=cpy

Compartir: