Colombia es el tercer país de América Latina con más casos de VIH

El director Regional de Onusida para América Latina, César Núñez, manifestó que Colombia es el tercer país de la región que más casos de transmisión de VIH-Sida presenta al año, siendo Brasil y México, en su respectivo orden, los que más aportan frente a esta enfermedad en Latinoamérica.

Núñez explicó que la región viene avanzando considerablemente frente a esta enfermedad en los últimos 10 años, sin embargo, los esfuerzos no han sido suficientes para minimizar el problema que afecta a más de 90.000 personas por año en América Latina.

“Hemos visto que ha pasado de 150.000 nuevas infecciones al año a 90.000, lo que es muy bueno, ya que representa un descenso que nos ha tomado más o menos 10 años, pero deberíamos estar en mucho menos. Solo en Colombia estamos hablando de 8.000 nuevos casos, que sigue siendo muy alto”, señaló.

Precisamente las últimas cifras conocidas por la organización, con fuente de Sivigilia INS, revelan que durante el año pasado fueron notificados en el país 8.208 casos de VIH y Sida, entre los que se encuentran 5.958 hombres y 2.250 mujeres.

Bogotá, con 1.608 casos, es la región del país que presenta el mayo número de notificaciones durante 2013, seguida por Antioquia (1.090), Valle del Cauca (815), Barranquilla (583), Córdoba (335). Santander (299), Atlántico (296), Norte de Santander (273), Cartagena (266) y Risaralda (263).

En cuestión de género, las principales cifras se mueven por el lado de los hombres, que solo en el último año fueron reportados más de 5.958 casos. De estos, 20 se encuentran entre los 0 a 4 años, 23 entre los 5 y 14 años, 5.050 entre los 15 y 49 años; y 865 en los de más de 50 años.

Las mujeres, por su parte, tienen cerca de 2.250 casos reportados durante 2013, los cuales se dividen de la siguiente manera: 30 reportes entre los 0 y 4 años, 36 entre los 5 y 14 años, 1923 entre los 15 y 49 años; y 261 en las personas de más de 50 años.

Según explica Luis Ángel Moreno, NPO Onusida en Colombia, existe una relación aproximada de tres hombres por cada mujer contagiada, siendo el sexo masculino el más expuesto a esta enfermedad, especialmente por un tema multisectorial que tiene que ver con diferentes aspectos.

Un 85 por ciento de los pacientes reportados se encuentran entre los 15 y 49 años, que es la edad que presenta la mayor cantidad de casos a nivel nacional. En esta categoría son aproximadamente 5.050 hombres (84,8%) y 1.923 mujeres (85,5%). Entre las personas de más de 50 años también se registra una alta tendencia en los últimos años, que solo en 2013 alcanzó 1.126 casos.

Frente a la proliferación de casos entre las personas entre los 15 y 49 años, Núñez señaló que allí hay que “mirar las causas y que los identifica”. Según el director de la Onusida, las prácticas sexuales, el inicio de las relaciones sexuales a temprana edad y el no uso del condón son algunas de las causas que generan esta epidemia en el país.

Sin embargo, resaltó que la epidemia ha venido bajando notablemente en América Latina y se mantiene estable, y Colombia no ha sido la excepción, por lo que “se necesita intensificar los esfuerzos y por eso estamos haciendo un llamado, porque el tratamiento si sirve como método de prevención”.

IMPULSO DEL TRATAMIENTO

Una de las principales metas de la Onusida es impulsar el tratamiento como método para prevenir a futuro los casos de contagio de esta enfermedad. Es por esto que desde hace más de dos décadas se vienen realizando diferentes estrategias a nivel mundial, con gran énfasis en América Latina.

“Lo que empezamos a trabajar ha sido el tema del tratamiento. Este empezó a hacerse más fuerte desde el año 1996, cuando se lanzó la triple terapia y los países de América Latina comenzaron a entregar ya esos tratamientos”, señaló Núñez.

Este tratamiento viene siendo mejorado año tras año, gracias a la ciencia, por lo que actualmente existe cerca del 75% de cobertura a nivel de la región. “Si tomamos países como Argentina, Uruguay, Brasil, Colombia y México, estos tienen un cubrimiento por arriba del 80%, que es el acceso universal”, manifestó el representante de la ONU.

Núñez resaltó que gracias al tratamiento la epidemia ha venido bajando y se mantiene estable, aunque no es lo que se esperaría frente a un problema tan serio como el VIH. “La persona que esta tomando tratamiento ya no infecta, por lo que vamos a poder cortar más rápido con las nuevas infecciones y al mismo tiempo estar previniendo”, dijo.

Sin embargo, resaltó que para poder hacer el tratamiento mucho más efectivo es necesario aumentar el número de pruebas de VIH en la región y en Colombia, ya que actualmente en el país solo el 17% de los jóvenes se ha practicado la prueba en el último año.

En 2012 se practicaron cerca de 840.000 pruebas de VIH, que compradas con años anteriores fueron mucho más importantes, ya que ha tenido un avanza desde cerca de 300.000 pruebas que se realizaban hace algunos años. Sin embargo, “muchas de estas son ofertadas a mujeres gestantes, entonces realmente son apenas unas 30.000 las personas diferentes las que se practican las pruebas”, dijo.

“Realmente para que esta curva baje necesitamos aumentar ese número de pruebas y eso implica costo, una inversión mayor de la que se hace ahora. Una inversión alta va a dar réditos más adelante, porque ser van a detectar más personas con VIH, las van a poner en tratamiento y con eso van a cortar el numero nuevo de infecciones”, explicó Núñez.

El Director de la Onusida señaló que en América Latina el 95% de los recursos invertidos vienen de los países y tan solo el 5% es de cooperación internacional, donde se encuentra el Fondo Mundial. “En este contexto de países de renta media, son los Estados los que asumen casi la totalidad del costo del tratamiento”, dijo Núñez.

Sin embargo, reiteró que esa inversión no representa el total de las necesidades, porque el costo puede ser mucho mayor y no es posible destinar más dinero para esta causa, puesto que los países también tienen diferentes necesidades de primer orden que no pueden abandonar, como la educación.

Así mismo, señaló que generalmente las inversiones en las comunidades de diversidad sexual son muy inferiores a los de la población en general, incluso a los de las madres gestantes, por lo que calificó que el estigma y la discriminación vienen siendo un problema mayor para estas personas portadoras.

“Generalmente la mayor proporción para este grupo de personas de diversidad sexual viene de los fondos internacionales,. Es decir del 5% de la cooperación externa. Aquí hay una barrera muy grande y es el estigma y la discriminación sigue siendo una barrera muy grande para la entrega de servicios”, señaló.

Un tratamiento en Colombia, de primera fase o la fase inicial de la enfermedad que es más manejable, estaría alrededor de los 800.000 pesos al año, según el experto. Es por esto que el principal objetivo es tratar de dar tratamiento en este momento de la enfermedad, no solo para controlar sino para prevenir a un menor costo.

“Uno de los trabajo que tenemos para este año es definir un escenario de prioridades para poder trabajar a nivel territorial y poblacional. Estamos trabajando en eso y necesitábamos los datos para poder empezar”, señaló Núñez frente a lo que se quiere adelantar en Colombia.

“La idea es esa, la epidemia sigue concentrada en los mismos sitios y debemos preguntarnos porque en algunos departamentos es muy poca la notificación. La respuesta es que las personas en estos sitios o zonas alejadas, no tienen los mecanismos adecuados para hacer un estudio”, resaltó.

Además, reiteró el llamado frente a la discriminación de estas personas. En cualquier parte donde se determine que una persona es portadora puede correr peligro hasta su vida, entonces ese es un tema que sucede. Esta el tema de acceso al trabajo. A pesar de que las normas lo prohíben, si no hay trabajo o no se le da trabajo la persona tiene que mudarse de sitio.

Núñez reitero que debido a todos estos aspectos frente al contagio del VIH es que se vienen adelantando campañas como ‘Protege la Meta’, en ocasión de la Copa Mundial de la Fifa 2014, liderada por la Onusida y el Unfpa.

La campaña comenzó en Sudáfrica, el país anfitrión de la Copa Mundial Fifa 2010 y el Lanzamiento Global se llevará a cabo en Salvador de Bahía en Brasil, el 9 de junio de 2014, planeados en adolescentes y jóvenes.

Finalmente, resaltó que el compromiso político, reflejado en presupuesto, “es lo que nos va a permitir seguir bajando estos índices. El compromiso está dado en la mayoría de los países. Aunque todavía falta hay que ir a buscar esas nuevas infecciones para tener mayor cubrimiento”.

Por: www.eluniversal.com.co

Compartir: