Capturado por caso de mujer desmembrada confiesa su participación

Pese a que en la audiencia concentrada que se realizó este viernes en Valledupar, Luis Eduardo Martínez Puentes, de 22 años, no aceptó cargos por la muerte de Tatiana Fandiño, la mujer que fue hallada muerta al interior de una maleta en el sector de Kennedy en Bogotá, ayer el procesado decidió hablar con los medios de comunicación sobre lo sucedido.

Sobre este hecho que conmocionó al país, Martínez Puentes indicó que tiene cierta responsabilidad en la muerte de la joven de 23 años, estudiante de gastronomía, pero aclara que el autor material fue su amigo, Kevin Rubén Jaramillo Valencia, quien fue capturado en Bogotá el pasado 30 de marzo. «Mi amigo estando en la cárcel, allá en Bogotá, me ha echado prácticamente toda la culpa, pero yo estoy dispuesto a colaborar con la justicia para que se esclarezcan todos los hechos, porque las cosas no son cómo él las ha contado. Yo sí participe en el hecho, pero como cómplice, colaborando para meterla en la maleta», fueron las primeras declaraciones del segundo capturado por este caso.

Luis Martínez continuó su relato con total serenidad y agregó que «lo que puedo decir y con todo dolor es que una vez falleció, nosotros acudimos a empacarla en una maleta, pero no a desmembrarla, ella falleció por golpes que le dio mi amigo (Kevin Jaramillo) y por un lazo en la cabeza que él le puso, el cual dicen que era de uno de mis perros de entrenamiento».

A este hombre, quien en las próximas horas será trasladado a la cárcel Modelo de Bogotá, la Fiscalía Séptima de URI de Valledupar le imputó cargos por el delito de homicidio agravado en concurso heterogéneo con el de tortura. «A ella la asesinaron por cuestiones de celos, la nena tenía influencias hacía los dos sexos y se metía con mi mujer, por eso participé, a la nena le gustaba eso y hubo una discusión entre ella y su pareja, eso detonó la tragedia», aseguró Martínez.

Compartir: