Día mundial en contra del tabaquismo

Bogotá, 31 de Mayo ¬_RAM_ El consumo de tabaco es considerado la principal causa de muerte que puede evitarse. Anualmente, seis millones de personas mueren por causas relacionadas al tabaquismo, de las cuales 600 mil son fumadores pasivos.

Por otro lado, La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que si los impuestos sobre el tabaco se incrementasen un 50% se reduciría en tres años el número de fumadores en 49 millones y se le salvaría la vida a 11 millones de personas.

“Aumentar los impuestos del tabaco es la manera más efectiva de salvar vidas”

Con ocasión del Día Mundial contra el Tabaco, la organización reveló que de esos 49 millones, 38 millones serían adultos que abandonarían el hábito de fumar, mientras que 11 millones restantes serían jóvenes que no se convertirían en nuevos fumadores.

“Aumentar los impuestos del tabaco es la manera más efectiva y menos costosa de reducir el consumo y salvar vidas”, ha dicho a este respecto la directora general de la OMS, Margaret Chan, según la cita de la agencia Efe.

Aunque se ha puesto de moda, el e-cigarette o cigarro electrónico se ha convertido en un tema controversial para los fumadores y no fumadores.

El Día Mundial sin Tabaco se dedica este año a los esfuerzos por concienciar a los gobiernos sobre la importancia crucial que tienen los impuestos sobre el consumo de tabaco y, por ende, sobre la salud.

Está demostrado que con el aumento de los impuestos algunos fumadores dejan totalmente de fumar: algunos jóvenes no empiezan a consumir; y los que no lo dejan, en muchos casos reducen el consumo.

El tabaquismo además facilita el desarrollo de enfermedades como el cáncer del hígado y colón, diabetes, artritis reumatoide y hasta disfunción eréctil.

“El aumento de precios es tres veces más eficaz entre los jóvenes que entre los adultos”, según Douglas Bettcher, director del departamento de prevención de las enfermedades no transmisibles de la OMS.

En tanto, la investigadora del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco México, Ruth De Celis Carrillo, señaló que el tabaquismo se alza entre las adicciones más frecuentes y dañinas, con repercusiones en prácticamente toda la anatomía corporal.
“No sólo por contener más de cuatro mil componentes tóxicos, producto de su combustión, sino por ser una planta fitomediadora, capaz de absorber del subsuelo sustancias adversas, el tabaco y más específicamente su consumo, sea masticado o fumado, es uno de los hábitos más letales”, afirmó a la agencia mexicana Notimex.

En este punto, aseguró que es tal el efecto dañino del humo del tabaco en los pulmones, que aparece tras años de haber dejado de fumar e inclusive en personas de las llamadas fumadores pasivos.

Al señalar que el humo, producto de la combustión del tabaco, contribuye en el 2 por ciento de la contaminación presente en el medio ambiente, la investigadora informó que el hecho de masticarlo también desencadena daños a nivel de la cavidad oral.

Lamentó que por imitación, muchos jóvenes y niños inclusive, tengan esta adicción y enfatizó que el inicio temprano conlleva al desarrollo precoz de las afecciones ya citadas, en detrimento de la expectativa y calidad de vida de las personas.
Los efectos de fumar son devastadores, y pese a diversas campañas del gobierno para combatir el hábito, todavía algunos se resisten a abandonarlo.

Por su parte, la representante en México de las Organizaciones Panamericana de la Salud y Mundial de la Salud (OPS-OMS), Maureen Birmingham, señaló que México tiene potencial en la lucha en contra del tabaquismo.

“La OMS reconoce los grandes avances de México en materia de combate al tabaquismo, sin embargo, destacamos que hay tareas pendientes que requerirán de voluntad política y la acción coordinada en los tres poderes del Estado”.

“Confiamos en que el Estado mexicano pronto cumplirá con sus obligaciones pendientes sobre espacios cien por ciento libres de humo de tabaco en espacios cerrados, prohibición total de publicidad, aumento en proporciones de pictogramas y advertencias en empaquetado y un nuevo aumento de impuestos”, dijo.

Elevado consumo en Guatemala

En tanto, los guatemaltecos consuman cada año un promedio de 5,000 millones de cigarrillos, reveló una fuente oficial, acota la agencia Efe.

De acuerdo con el Programa Nacional para la Prevención de las Enfermedades Crónicas no Transmisibles y Cáncer del Ministerio de Salud Pública (MSPAS), los departamentos que más consumen tabaco son los de Guatemala, que incluye la capital, Sacatepéquez y Escuintla, aunque no precisan la cantidad. La cartera de salud estima que de los más de 15 millones de habitantes, más del 26 % es fumador.
En el día mundial del control del tabaquismo, la organización Lulac invito a expertos para hablar sobre el peligro que existe principalmente entre la juventud hispana que sigue fumando.

Compartir: