A ritmo demoledor, Nairo gana etapa 19 del Giro de Italia

El ciclista colombiano Nairo Quintana, del Movistar Team, se adjudicó su segunda etapa en el Giro de Italia, al ganar este viernes la cronoescalada individual que le permitió afianzar la camiseta rosada de líder y aumentar la diferencia sobre sus perseguidores.

Nairo completó la fracción con un tiempo de una hora, cinco minutos y 37 segundos, 17 segundos por delante del italiano Fabio Aru, escolta en la fracción, mientras que Rigoberto fue tercero y aunque perdió tiempo con Nairo, sigue segundo en la general.

En la clasificación general, Quintana aumentó la ventaja a 3 minutos y 7 segundos sobre Urán. Con respecto al italiano Fabio Aru, la distancia ahora es de 3 minutos y 48 segundos.

La etapa 19 que se disputó el viernes, presagiaba una nueva destacada participación de los pedalistas colombianos que brillan con luz propia en las montañas italianas.

La cronoescalada de 26, 8 kilómetros entre Bassano del Grappa y la Cima del Grappa- con un final en un premio de montaña de primera categoría- es el escenario preferido para escribir otro día de gloria los escarabajos nacionales.

La lucha por el liderato de la competencia estaba en juego. El boyacense Nairo Quintana salía con su camisa rosada a defender la diferencia de 1 minuto y 41 segundos, que tenía sobre su compatriota Rigoberto Urán, quien aspiraba a dar el gran golpe.

Sobre las 9:11 a.m. (hora colombiana), Quintana tomó la salida con el objetivo de empezar a sellar la consagración de una conquista europea. Urán, quien había salido tres minutos antes, pedaleaba por sus sueños.

Una particularidad tendría el recorrido individual de la etapa. Sobre el kilómetro 8, los que disputaban la etapa y el liderato, cambiaban de bicicleta. Ese primer tramo llano lo harían con una cicla especial para superficies planas y posteriormente se subirían a sus ‘caballitos de acero’ dispuestos para el ascenso.

Sobre el kilómetro 15, Rigoberto Urán descontaba 32 segundos a Nairo Quintana. En el paso por el siguiente punto referencia (Km. 19), Urán marcó 43:09, siendo el tercer mejor registró. Por su parte, Nairo con un tiempo de 42:33 marcaba el mejor tiempo en ese punto.

En la meta, el pedalista antioqueño Rigoberto Urán paraba los cronómetros con un registro de 1:07:03, tiempo para conservar la segunda casilla de la general.

Nairo que iba como una moto hizo 1:05:37, ganaba la etapa y se consolida como el líder del Giro.

Otro colombiano de gran actuación fue Sebastián Henao, que registró un tiempo de 1:09:25″, siendo uno de los mejores de la cronoescalada.

Tras la etapa del viernes quedará un nuevo capítulo donde los protagonistas sin dudas serán los ciclistas colombianos. La penúltima jornada (167 kilómetros) que se correrá el sábado entre Maniago y Monte Zocolan, con llegada en premio de montaña de categoría 1, servirá para la ratificación del título de Quintana o el desquite de Urán.

Urán comenzó con todo

La primera parte de la etapa, que fue de 7.5 kilómetros para cambiar la bicicleta rápida por una de montaña, Urán le recortó 16 segundos a Nairo de los 1:41 de diferencia. Ese tramo lo lideró Gretsch con 9’56».

En el kilómetro 14, cuando empezaba lo más difícil del ascenso, Urán continuó apretando y recortó 34 segundos a Nairo.

La resurrección de Nairo

Sin embargo, la llegada de la montaña fue clave para Nairo, quien empezó a sentirse mejor y terminó el corte de 19.3 kilómetros con un tiempo de 42:33, mientras que Urán lo hizo en 43:09.

En adelante, Nairo subió la cima cómodo y sacó ventaja a cada uno de sus rivales en el Giro, incluido Arú, quien fue el otro ciclista que hizo una buena etapa.

Los colombianos, en la cima

Sebastián Henao, del equipo Sky, se destacó entre los colombianos en la cronoescalada. Su tiempo fue de 1:09:25 y lideró la competencia durante varios minutos hasta que Franco Pellizotti llegó con un total de 1:08:59.

La etapa del sábado

Será la penúltima etapa con tres picos de montaña de primera y segunda categoría. Los pasos por los montes de Pura y de Sella Razo (a 1.800 metros sobre el nivel del mar) apenas abren paso a la subida decisiva en el Monte Zoncolan que cierra la fracción de 167 kilómetros. Un recorrido ideal para los colombianos, en especial para el líder Nairo Quintana que se devora este tipo de ascensos con sus piernas.

Compartir: