Liberada niña secuestrada en el Cauca

Popayán, 29 de Mayo ¬_RAM_ En la noche de este jueves fue liberada la niña Alejandra Cantoni , hija del comandante de la Policía de Padilla, Cauca, quien fue secuestrada en horas de la mañana cuando se desplazaba a su colegio.

El presidente de la República, Juan Manuel Santos, confirmó la noticia a través de su cuenta de Twitter @JuanMansantos, según el mandatario, la niña Alejandra Cantoni quedó en libertad «gracias a la presión de la Fuerza Pública y la comunidad, «se investiga a los responsables del hecho». Así mismo, varias fuentes de la Guardia Indígena y la Policía confirmaron la liberación.

Este hecho, se dio luego que un operativo fuera desplegado por las autoridades en el norte del departamento, la guardia indígena indicó que la menor llegó a un restaurante en donde había varias personas luego que sus captores la liberaran cerca del lugar y le dieran instrucciones de acercarse a un sitio público.

Luego de su liberación la menor es trasladada al corregimiento de El Palo, Cauca. La hija del oficial, que cursa sexto grado, fue raptada a las 6 de la mañana cuando se dirigía a su colegio, Jorge Eliécer Gaitán, en Guachené, Cauca.

Después de casi doce horas de angustia y de ruegos para que quedara libre la hija del comandante de Padilla (Cauca), este jueves en la noche fue liberada la menor de edad en medio de la presión de la Guardía Indígena en una zona montañosa del Cauca.

Alejandra Cantoñí fue hallada en el municipio de Toribío (Cauca) por la Guardia Indígena y el secretario de Gobierno del municipio. Posteriormente, fue entregada al gobernador del Cauca, Temístocles Ortega.

La niña de 10 años, hija del sargento Víctor Alfonso Cantoñí, había sido tomada cautiva cerca de la institución educativa donde estudia, al parecer, por ocupantes de un campero blanco, hacia las 7:30 de la mañana de este jueves.

Según la Policía, fueron dos hombres armados los que secuestraron a la menor de edad. Los delincuentes interceptaron el vehículo en el que se transportaba y se la llevaron con rumbo desconocido.

Francisco José Paz, alcalde de Guachené, confirmó la liberación hacia las 8:40 p.m., a partir de un informe de la Alcaldía de Toribío.
La noticia también fue anunciada por el presidente Juan Manuel Santos a través de Twitter. «Gracias a Dios, a la presión de la Fuerza Pública y a la comunidad, la niña Alejandra Cantoñí quedó en libertad. Se investiga responsables», escribió.

En el momento del secuestro de la niña empezaron las voces de protesta de la comunidad y en una rápida acción de la Guardia Indígena, a la altura del corregimiento El Boquerón, del municipio de Caloto, en la vía que de este municipio comunica con la zona de El Palo, fue inmovilizado un campero donde iban dos hombres, pero la niña no fue localizada.

Los clamores de los padres y allegados de la menor fueron respondidos con protestas de estudiantes y docentes en las calles de Padilla. Hacia las 6:30 p.m., la Guardia Indígena, que había sido acompañada de algunos integrantes de comunidades afro, reportó que la niña había aparecido en un punto entre la jurisdicción de Caloto y Toribío.

Este jueves en la noche numerosas personas se congregaron en El Palo y esperaban la llegada de la menor que no tendría ninguna complicación de salud, a parte del agotamiento y el miedo.

Mientras tanto, en Padilla, era esperada por familiares y compañeras de estudio. Este caso es similar al plagio que afrontó, por unas horas, la tía del futbolista internacional Cristian Zapata en abril del 2013, también en Padilla. En esa ocasión se reportó que el caso había sido cometido por delincuencia común y fue liberada una semana después.

Aún no se conoce con precisión quiénes fueron los responsables del rapto. Durante varias horas, hubo operaciones para rescatar a la menor.

Ejército, Fuerza Aérea y Policía adelantaron tareas de búsqueda con el fin de lograr la captura de alias ‘Mordizco’, guerrillero del sexto frente de las Farc, presunto responsable del secuestro, según las atribuciones hechas por el propio Ejército. Otras hipótesis apuntaban a delincuencia común como responsables.

Compartir: