Cae cifra de conductores ebrios, pero se duplican los accidentes

Bogotá, 29 de Mayo ¬_RAM_ Según el Fondo de Prevención Vial, los accidentes con ebrios son más caros para el estado.
Mientras la Policía reporta una reducción del 62,8 por ciento en la cifra de conductores ebrios detectados desde el pasado 19 de diciembre –cuando comenzó a regir la Ley 1696, que endurece las sanciones contra los personas ebrias que asumen el volante–, paradójicamente las estadísticas de accidentalidad, muertos y lesionados por esta causa aumentaron en Bogotá.

La Dirección de Tránsito y Transporte de la Policía Nacional reveló que, de las 88.388 pruebas de embriaguez efectuadas en la capital del país desde esa fecha hasta las 6 de la tarde de este miércoles, 1.865 –es decir, el 2,1 por ciento– resultaron positivas, frente a las 5.020 del mismo lapso anterior.

En contraste, desde diciembre se han presentado 53 percances con 16 víctimas fatales y 40 lesionados, mientras en el mismo período entre el 2012 y el 2013 hubo 27 accidentes con 13 muertos y 17 heridos.

No obstante, hay que destacar que en el ámbito nacional las estadísticas reflejan reducciones importantes en estos tres aspectos.
“Le ley contra la embriaguez ha sido una herramienta efectiva, a través de la cual los usuarios han venido tomando conciencia de los riesgos de conducir bajo los efectos del licor”, dijo el general Carlos Mena, director de Tránsito y Transporte.

Hombres, la mayoría

De los 1.865 conductores borrachos descubiertos por la Policía en Bogotá, que representan el 16 por ciento de los del país, el 97 por ciento, es decir, 1.816 casos, lo constituyen hombres. El restante 3 por ciento (49) correspondió a las mujeres.
En el territorio nacional los porcentajes no son tan distintos, pues los hombres fueron los responsables en el 96 por ciento de los episodios.

En el plano general, en la capital del país, presentaron grado uno de alcoholemia la mayoría de los infractores: 746, es decir, el 40 por ciento. Registraron grado cero –el mínimo– 373 (20 por ciento); grado dos 389 (21 por ciento) y grado tres, que es el máximo, 357 (19 por ciento).

En motocicletas

Otra cifra que llama la atención tiene que ver con el tipo de vehículos en los que se desplazaban los conductores irresponsables: el 54 por ciento eran motociclistas (1.007) y el 46 por ciento (858), conductores de carros.

Así mismo, las cifras muestran que quienes más violan la Ley 1696 (ver recuadro) están entre los 25 y los 34 años de edad y son los responsables del 43,2 por ciento de los casos.

En cuanto a la condición de los vehículos inmovilizados por las autoridades se sabe que 1.755 eran particulares (94,1 por ciento) y 110 públicos (5,9 por ciento).

Sanciones drásticas

La Ley 1696 del 2013 establece para el grado cero –el mínimo– una multa de 1’847.000 pesos y la suspensión de la licencia de conducción por un año contra aquel que es descubierto por primera vez. El caso más severo es el del conductor que es sorprendido por tercera vez en grado tres de alcoholemia: una multa cercana a los 30 millones de pesos y la cancelación definitiva del pase.

Compartir: