Zuluaga se compromete a continuar diálogos de paz con las Farc, al recibir apoyo de sector Conservador

El candidato uribista Oscar Iván Zuluaga se comprometió a continuar las negociaciones de paz con las Farc en Cuba, en el evento de resultar elegido presidente de los colombianos el próximo 15 de junio, cambiando la posición que anunció tras triunfar en la primera vuelta presidencial, de que suspendería las conversaciones.

El compromiso lo asumió la víspera Zuluaga al recibir el apoyo a su aspiración presidencial de la excandidata Martha Lucía Ramirez, hecho que al mismo tiempo protocolizó una profunda división en el Partido Conservador, pues otro sector de esta colectividad, liderado por 38 congresistas, decidió plegarse a la candidatura reeleccionista del presidente Juan Manuel Santos.

Según lo advirtió la misma excandidata Ramirez, Zuluaga le firmó un documento en el cual se comprometió a “darle una oportunidad” a los diálogos con las Farc en La Habana y no suspenderlos una semana después de eventualmente asumir la presidencia de la república como lo había anunciado tras ganar la primera vuelta presidencial el pasado 25 de mayo.

Según el acuerdo suscrito por Zuluaga con Ramirez, “para avanzar en la búsqueda de la paz y recogiendo la propuesta del Partido Conservador (…) se continuará conversando con las Farc en La Habana, sin acuerdos a espaldas del país, con condiciones y plazos que garanticen avances tangibles, definitivos, verificables con acompañamiento internacional”.

En el documento se establece, además, que en caso de que Zuluaga logre la presidencia de la república se le demandará a las Farc evaluar lo acordado hasta ahora y divulgarlo.

El candidato uribista en su intervención en el acto en el cual se hizo público el acuerdo, dijo que hará una paz negociada basada en la justicia, que defienda los valores y principios de los colombianos.

“Toda mi disposición para avanzar en esa dirección y trabajar de la mano de las ideas que ha planteado el Partido Conservador para lograr una paz basada en la negociación, pero una paz digna, estable y duradera”, precisó Zuluaga.

Además dijo que “la búsqueda de una paz negociada requiere la búsqueda de acuerdos, consensos y ejercicios democráticos como el que hemos hecho”.

Previamente, en declaraciones periodísticas y a través de su cuenta en Twitter, Zuluaga aclaró que nunca ha hablado de ruptura, sino de la suspensión provisional del proceso de paz y la continuación bajo condiciones, entre ellas, que las Farc no recluten más niños y cesen sus acciones criminales y terroristas contra los colombianos.

Dijo también se fijarán plazos y términos para las negociaciones, que además deberán hacerse de cara al país y no a sus espaldas.
Destacó que ha planteado “una política generosa de desmovilización” para que los guerrilleros abandonen las acciones contra un Estado legítimo.

Sin embargo, Zuluaga descartó un cese bilateral al fuego.

“Claro que sí queremos la paz, pero una paz con condiciones”, reseñó Zuluaga en Twitter y agregó:

“Claro que vamos a negociar, pero bajo unas condiciones de respeto por la vida y la tranquilidad de los colombianos”.

“Creemos en una paz digna para las víctimas donde los victimarios respondan por sus crímenes”.

“Creemos en una paz justa y duradera con condiciones que beneficien a la gente y no a las FARC”.

Compartir: