Niegan tutela de inscripción a la vicepresidencia de Germán Vargas Lleras

Bogotá, 28 de Mayo ¬_RAM_ El 12 de mayo pasado, el Tribunal de Cundinamarca admitió una tutela que involucraba al exministro del Interior Germán Vargas Lleras: se alegó que su inscripción como fórmula vicepresidencial de Juan Manuel Santos no era legal porque ambos pertenecen a partidos políticos diferentes y no había prueba de que se hubiera celebrado un acuerdo político entre sus organizaciones que permitiera dicha alianza. La acción judicial inquietó la Casa de Nariño pues a escasas semanas de la segunda vuelta presidencial, lo último que podría pasarle a las toldas santistas es que una tutela pudiera dejar sin piso la fórmula Vargas – Santos.

Según la tutela, esta candidatura de la Unidad Nacional vulneraba los derechos de la participación en política, ejercicio y control del poder político.También se demandó al Consejo Nacional Electoral, la Registraduría y a los representantes legales de los Partidos de la U, Cambio Radical y Liberal, quienes apoyaron la candidatura de Santos y Vargas Lleras. Sin embargo, la corporación negó las pretensiones de tutela porque se demostró la legalidad de la coalición celebrada el 3 de marzo pasado.

“Ha quedado precisado y probado en el expediente que hubo un acuerdo entre varios partidos con personería jurídica”, señaló el Tribunal de Cundinamarca. Y añadió que en dicho documento “los intervinientes han convenido suscribir una coalición programática y política, con el propósito de inscribir y apoyar la candidatura de Juan Manuel Santos a la Presidencia de la República”.

Además, en el numeral tercero de ese acuerdo se explica que los partidos de la coalición “reconocen y aceptan la fórmula vicepresidencial que decida el candidato a la Presidencia Juan Manuel Santos”, que en este caso fue Germán Vargas Lleras. De ahí que la corporación encuentre que sí celebró el acuerdo, aun cuando el demandante de 33 años Frey Ernesto Benavides señaló que la candidatura de Vargas Lleras “no es legal en tanto no se encuentra acreditado en ningún acuerdo de coalición como lo consagrara la Ley 1495 de 2011”.

Y es que, precisamente, Benavides es primo de Ferleyn Espinosa Benavides, quien interpuso la acción de nulidad en 2012 que terminó anulando la elección de Viviane Morales como fiscal general. Ambos son sobrinos de Hernando Benavides, un jurista especialista en derecho civil y administrativo. Aunque en el expediente del Tribunal de Cundinamarca no se hace alusión a este vínculo familiar, Frey Ernesto le comentó a este diario que sí lo consultó “porque es un mentor y es una persona que tiene la experiencia y el bagaje, por supuesto que lo busqué para preguntarle y asesorarme, al igual que lo hice con los profesores de mi universidad”.

Esta tutela pretendía que “se deje sin efectos, revoque o anule por ser contrario a la Constitución y la ley el acto de inscripción de la fórmula o candidato a la vicepresidencia de la República que acompañe el nombre del candidato presidente Juan Manuel Santos, es decir, Germán Vargas Lleras”, en razón a una supuesta doble militancia del exministro del Interior por pertenecer a un partido político diferente al de Santos.

Frey Ernesto Benavides, quien cursa último semestre de derecho en la Universidad Republicana adujo en la tutela que con esta fórmula se le quitaba el derecho al Partido de la U de proponer su propio candidato a la vicepresidencia. Argumento que también queda desvirtuado con las consideraciones del tribunal ya que en el acuerdo político de los tres partidos se estableció que Santos era quien escogería a su segundo al mando.

Además, la Corporación hizo énfasis en que la tutela es un recurso que tienen todas las personas para exigir ante un juez “la protección inmediata de los derechos fundamentales cuando han sido vulnerados o amenazados”, siempre y cuando “no tenga otro mecanismo para su defensa”. Es decir, la tutela es el último recurso que se agota cuando las demás acciones judiciales se han quedado cortas. Una condición que no se cumple en la tutela interpuesta por Benavides ya que pudo acudir al recurso de nulidad y no queda claro cuál es el perjuicio irremediable para él.

Tanto así que los representantes legales de las instituciones demandadas señalaron que la tutela debía declararse improcedente porque la vía legal para impugnar el proceso electoral de Vargas Lleras como fórmula vicepresidencial de Santos era la solicitud de nulidad electoral o la solicitud de revocatoria de la inscripción ante el Consejo Nacional Electoral. En pocas palabras, existían otras vías judiciales que el demandante podía tomar para “revocar” la candidatura en cuestión.

Frey Ernesto Benavides explicó que escogió la vía de la tutela sobre la de la nulidad porque “para interponer la nulidad tengo que esperar a que Santos y Vargas Lleras queden electos, por eso no queríamos esperar a que se consumara el error y luego se sometiera al país a un tema de inestabilidad jurídica y a un proceso adicional luego de la elección”. También dijo que “no es una intención política sino un tema académico, para participar abiertamente en la democracia porque no concibo que las universidades se queden calladas ante una circunstancia de tal magnitud”.

De otra parte el tribunal manifestó que un acuerdo político entre varios partidos con fines electorales “no puede afectar de manera alguna los derechos de participación política”, que son los que Benavides alegó que le fueron vulnerados. Y remata la corporación diciendo que menos aún cuando en los ejercicios populares de Colombia “existe pluralidad de candidatos, partidos y movimientos, es decir, la más de las veces, hay varias opciones, incluida la del voto en blanco y la del derecho de abstención”.

En últimas, a 18 días de la segunda vuelta presidencial quedó en firme la candidatura de Vargas Lleras a la vicepresidencia de Colombia. Por ahora, Frey Ernesto Benavides se encuentra evaluando si va a apelar la decisión del magistrado ponente José María Armenta -el mismo que suspendió la destitución del alcalde Gustavo Petro-, aunque según le dijo a este diario “yo creería que sí vamos a impugnar, pero estoy afinando los términos en los que lo voy a hacer”. Esto es, que se puede seguir optando por la vía de la tutela para continuar con la tesis de la supuesta doble militancia de la fórmula Santos-Vargas Lleras por pertenecer a partidos políticos diferentes.

Compartir: