A juicio, Samuel Moreno por ‘carrusel de ambulancias’

Bogotá, 28 de Mayo ¬_RAM_ En el escrito de acusación, la Fiscalía señaló que como Alcalde de Bogotá, Moreno “determinó al entonces secretario de Salud Héctor Zambrano para que aceptara promesa remuneratoria y con posterioridad recibiera dinero para sí mismo, al igual que para su hermano, el exsenador Iván Moreno, varios concejales de Bogotá, el personero Distrital y el Contralor de la ciudad, de parte del adjudicatario del contrato No. 1229 de 2009, celebrado el 30 de septiembre de 2009 entre la Secretaría de Salud y la Unión Temporal Transporte Ambulatorio Bogotá”.

De esa contundencia son las afirmaciones que la Fiscalía hace sobre la participación de Samuel Moreno, preso en la Escuela de Carabineros de la Policía, por el llamado ‘carrusel de las ambulancias’, por el que la Fiscalía lo acaba de llamar a juicio por los delito de cohecho propio e interés indebido en la celebración de contratos, en calidad de determinador.

La Fiscalía indicó que el contrato se firmó por 67.203 millones de pesos, y que de ese total el 9 por ciento fue “repartido” por el exsecretario Zambrano junto con el concejal Hipólito Moreno (condenado), Emilio Tapia y Federico Gaviria Velásquez entre el Alcalde, su hermano, varios concejales, el personero y el contralor.

El ente investigador citó al menos 10 conductas cometidas por Samuel Moreno. La primera es que el exalcalde “estaba al tanto de las reuniones donde se negociaba el porcentaje que debía pagar cualquiera de las empresas a la que le fuera adjudicado el contrato de las ambulancias”.

Además, que fue él quien autorizó al exsecretario Zambrano para que sostuviera esas reuniones, de las que pedía y recibía información puntual. También, que una vez estuviera firmado el contrato, “reafirma la idea criminal” cuando le dice al exsecretario de Salud que “afortunadamente se logró”, dado a que al parecer había problemas entre los interesados.

La Fiscalía logró reconstruir detalles de esas negociaciones. Afirma que Zambrano supuestamente había manifestado dudas de que el dinero de la coima fuera recibido por Emilio Tapia, a lo que Samuel Moreno le habría dicho que el polémico contratista era de “absoluta” confianza de Iván Moreno. De él dice que en ocasiones también cumplía la labor de recibir los porcentajes de los contratos.

El dinero habría sido entregado desde el 21 de septiembre.

«Emilio Tapia era el representante de los hermanos Moreno Rojas e impartía directrices de estos (…) Recibió parte del dinero de la comisión para entregarlo a los hermanos Moreno Rojas”, se lee en el escrito de acusación.

Agrega que se estableció que en uno de esos contratos como no se entregó a la firma Macromed, recomendada por el concejal Andrés Camacho Casado, Samuel Moreno propuso favorecer con la entrega de la contratación de la Unidad Primaria de Atención, zona Franca del Hospital de Fontibón.

La Fiscalía entonces señaló que Samuel Moreno actuó con “dolo directo” porque conocía e impartió determinaciones en las irregularidades.

Compartir: