Santos pide nuevamente el apoyo nacional al proceso de paz

Bogotá, 28 de Mayo ¬_RAM_ En un acto al cual asistieron la excandidata presidencial del Polo Clara López, el alcalde de Bogotá Gustavo Petro y el exalcalde Antanas Mockus, el Presidente Juan Manuel Santos instaló esta mañana en la capital el Consejo Nacional de Paz, el cual comenzará a trabajar en forma una semana después de la segunda vuelta electoral del 15 de junio, a la par con una campaña pedagógica sobre el proceso de paz como bien supremo para la nación, según lo indicó el jefe del Estado.

En su intervención, Santos destacó la presencia de la excandidata Clara López y evocó una frase suya, según la cual en Colombia es necesario “cerrar la fábrica de víctimas”, en alusión al conflicto armado.

Al respecto Santos insistió en que la negociación con las Farc, en Cuba, es una oportunidad real de terminar el conflicto armado por la vía del diálogo.

Por ello pidió el apoyo de toda la nación a esa negociación, pues subrayó que este proceso saldrá adelante únicamente si es respaldado e impulsado por la totalidad de la Nación.

“Es importante que quienes queremos la paz, comenzando por la sociedad civil en todas sus expresiones y organizaciones, aportemos al proceso y respaldemos el proceso. Porque este proceso solo saldrá adelante si está rodeado, si es apoyado, si es impulsado por la Nación entera”, afirmó Santos.

El Jefe de Estado reiteró de manera enfática que serán “los colombianos los que al final refrendarán o no el acuerdo final que se alcance en La Habana. Serán los colombianos quienes tengan la última palabra”, porque, “este proceso es de Colombia y no de nadie más”.

Indicó que una vez se logró acuerdo sobre el tercer punto, drogas ilícitas, “yo dije que iba a convocar el Consejo Nacional de Paz. ¿Y por qué? Porque pensé que ha llegado el momento de que la sociedad se involucre
mucho más en el proceso y, sobretodo, que se involucre mucho más en lo que vendrá después”, explicó.

“Por eso hoy estamos congregando al Gobierno Nacional, a las entidades del Estado, a los gobiernos locales y a los diferentes sectores sociales en torno a un proyecto común, un proyecto de la mayor trascendencia, el más importante de todos, que es la construcción de paz, a través del relanzamiento de este Consejo, actualmente inactivo”, agregó el Presidente Santos.

El Mandatario también dijo que dicho organismo buscará sintonizar a las regiones y diferentes sectores en la fase de implementación de los acuerdos de cara a la obtención de la paz.

“Esperamos activar en cada uno de los sectores convocados una discusión sobre el papel que debe cumplir el Consejo Nacional de Paz en la actualidad, teniendo en cuenta el contexto presente, el tipo de proceso con las Farc y los importantes avances alcanzados”, señaló el Mandatario.

“Hemos convocado para definir entre todos el futuro del Consejo Nacional de Paz y su rol en el marco del actual proceso de conversaciones”, señaló.

El Jefe de Estado aseveró que lo que debe quedar de la convocatoria al Consejo Nacional de Paz es un proceso de reestructuración para que se ajuste al actual proceso y “sirva para difundir y convocar a los diferentes sectores, en especial en las regiones, alrededor de los objetivos del proceso de paz”.

El primer mandatario consideró que el Consejo Nacional de Paz debe trascender los diálogos de La Habana para reflexionar y analizar sobre el trabajo que debe hacerse en los territorios cuando termine el conflicto.

“El fin último del Consejo debe ser crear consensos en torno a la paz, para que la actual política de paz de Gobierno se convierta en una política de Estado”, concluyó el Presidente Santos.

El jefe del Estado insistió en que nunca antes se había tenido la oportunidad real de terminar el conflicto armado por la vía del diálogo.

Agregó que nunca se había llegado a acordar una agenda de 5 puntos temáticos entre los que están los aducidos por la guerrilla para su lucha.

“Hemos avanzado en dos de los temas que las FARC aducen como justificación para su lucha, y en un tercer tema que ha sido combustible del conflicto por las últimas décadas”, indicó.

Enfatizó en que los temas hasta ahora acordados está “una reforma rural integral para mejorar las condiciones de vida de los campesinos y lograr una utilización de la tierra más eficiente y más equitativa”.

Con respecto al segundo punto, el de participación política, dijo que “acordamos garantizar una mayor apertura democrática para la construcción de la paz”.

Y el tercer punto, drogas ilícitas, explicó que “significa un avance fundamental para el país y para el mundo frente al problema de las drogas ilícitas”.

Afirmó que frente al problema de las drogas ilícitas, el Gobierno se comprometió a intensificar y enfrentar la lucha contra la corrupción en las instituciones a causa de ese flagelo.

“Las FARC, por su parte, se comprometieron a contribuir de manera efectiva –mediante acciones prácticas– con la solución definitiva al problema de las drogas ilícitas, y a poner fin a cualquier relación que hayan tenido con este fenómeno”, aseveró el Mandatario.

Enfatizó, por último, que “estamos, sin duda, ante una oportunidad histórica, una oportunidad que está en nuestras manos y que no podemos dejar perder”.

Compartir: