Corte rechaza solicitud de congresistas de extraditar a María del Pilar Hurtado

Bogotá, 27 de Mayo ¬_RAM_ La decisión de la Corte Suprema de Justicia frena, al menos temporalmente, la intención del presidente Juan Manuel Santos de solicitarle al nuevo presidente de Panamá, Juan Carlos Varela –quien asumirá el cargo el 1 de julio-, que entregue a la exjefe del DAS.

Hurtado se encuentra asilada en el país vecino y es acusada en Colombia como ficha clave en los seguimientos ilegales a miembros de la misma Corte Suprema, periodistas y políticos de oposición al gobierno de Álvaro Uribe.

Tras leer el oficio que fue enviado por el Ministerio de Justicia, la Corte rechazó la solicitud de extradición al considerarla improcedente.

Esto, según explicó la Corte, porque la petición de extradición no debió haber sido hecha por la Comisión Segunda del Congreso a través del Ministerio de Justicia, sino por la Fiscalía. En ese caso, el alto tribunal sí podría pronunciarse de fondo.

La solicitud formal de la Corte es un requisito indispensable para el trámite de insistir en la extradición, que se hace a través de las Cancillerías previa la decisión de la autoridad judicial competente.

Colombia pidió en diciembre de 2011 la extradición de Hurtado, que fue denegada dos meses después por el Gobierno del presidente Ricardo Martinelli, quien está a punto de concluir su periodo.

El líder de la oposición panameña Juan Carlos Varela ganó las elecciones presidenciales del 4 de mayo pasado con el 39,10% de los votos. El nuevo mandatario, en días pasados, expresó que evaluará de nuevo la solicitud de Colombia para enviar de regreso a Hurtado.
En este momento Hurtado es prófuga de la justicia colombiana, que la juzga por cinco delitos que le podrían dar al menos 20 años de prisión: concierto para delinquir, violación ilícita de comunicaciones, abuso de función pública, prevaricato y falsedad ideológica.

Hurtado, según sus subalternos directos, dio las órdenes para que el DAS llevara a cabo las ‘chuzadas’ y otras actividades ilegales. Por el mismo caso está siendo juzgado el exsecretario general de Palacio Bernardo Moreno, que ejerció ese cargo en la segunda administración de Uribe.

La determinación no implica que Hurtado pueda entrar a Colombia, pues tiene una orden de captura vigente. Y en todo caso, si es declarada culpable, el paso procedente sería en ese momento la reactivación de la solicitud de extradición ante el gobierno panameño.

Compartir: