Esperan de las Farc una rendición humillante: Timochenko

El máximo jefe de la guerrilla de las Farc, Rodrigo Londoño, más conocido con el alias de Timochenko, aseguró que su grupo negocia un acuerdo con el gobierno colombiano porque está interesado en la paz y no porque esté debilitado.

«Estamos en La Habana porque soñamos con una paz efectiva», dijo el líder guerrillero en un video publicado hoy en Internet en el marco de la conmemoración de los 50 años de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que se cumplen a finales de este mes.

Timochenko se refirió a los fracasados procesos de paz desde los años 80 y criticó al gobierno por su «soberbia» al afirmar que las Farc aceptaron entablar las conversaciones porque están «debilitadas» e incluso «derrotadas».

El surgimiento de las Farc data de la última semana de mayo de 1964, cuando el Ejército inició una ofensiva en el centro del país en contra de un grupo de autodefensa campesina en medio de la violencia que sacudía en aquella época al país por la rivalidad entre los partidos Liberal y Conservador.

Los jefes que sobrevivieron la ofensiva estatal crearon el 30 de mayo las Farc, un grupo de ideología marxista que ahora se define como bolivariano.

Las Farc negocian desde finales de 2012 en Cuba con el gobierno del presidente Juan Manuel Santos, mientras que en el país sigue la confrontación, aunque el grupo declaró una tregua entre el 20 y el 28 de mayo por las elecciones presidenciales del domingo pasado.

El tema de la paz concentró la atención de la campaña electoral y seguirá siendo importante de cara a la segunda vuelta del 15 de junio entre Santos, que busca la reelección para el periodo 2014-2018, y el opositor Óscar Iván Zuluaga.

Santos, respaldado por la coalición de centro-derecha Unidad Nacional, afirma que su principal interés es culminar con éxito las negociaciones, que han avanzado mucho más que en los anteriores intentos de llegar a un acuerdo de paz.

Ambas partes ya llegaron a acuerdos preliminares en materia de desarrollo agrario integral, participación en política de los guerrilleros que se desmovilicen y solución al problema del narcotráfico.

Por su parte, Zuluaga, del partido de derecha radical Centro Democrático, dijo al comienzo de la campaña que rompería el proceso de paz si era elegido presidente, pues sigue las orientaciones del ex presidente Álvaro Uribe (2002-2010), principal jefe de la oposición y crítico acérrimo del diálogo con la guerrilla.

Zuluaga dijo este lunes que, si es elegido, suspenderá las negociaciones si las Farc no declaran una tregua unilateral indefinida, lo que para Santos sería la ruptura total del proceso.

Compartir: