Colombia uno de los peores países del mundo para trabajar

Una tabla de clasificación mundial en la carrera para proteger los derechos de los trabajadores fue lanzado por en el Congreso Mundial de la CSI en Berlín. El Índice Global Rights CSI clasificó a 140 países teniendo en cuenta 97 indicadores reconocidos a nivel internacional, con lo cual pudo detectar dónde los derechos de los trabajadores están peor protegidos tanto en la legislación como en la práctica.

El Top-10 a nivel global de naciones con las prácticas laborales menos beneficiosas para los trabajadores quedó conformado de la siguiente manera:

República Centroafricana

Libia

Palestina

Somalia

Sudán del Sur

Sudán

Siria

Ucrania

Argelia

Bangladesh

Otro de los malos ejemplos es Camboya, cuyas leyes no cubren a muchos empleados públicos, y donde existen restricciones indebidas al derecho para elegir a sus representantes sindicales. Pero como si esto fuera poco, en 2013 el Gobierno reprimió a manifestantes que exigían un salario digno y mejores condiciones de trabajo.

A nivel latinoamericano, Colombia es el peor lugar para desempeñar una tarea remunerada, con una escasa garantía de sus derechos.

El listado regional está compuesto por:

Colombia (14° peor)

Argentina (33°)

México (51°)

Perú (58°)

Bolivia (66°)

Brasil (67°)

Chile (72°)

Ecuador (75°)

Paraguay (84°)

Venezuela (95°)

Uruguay (140°)

Justamente Uruguay fue una sorpresa para muchos al quedar en el otro extremo del ranking, como una de las mejores naciones del planeta para trabajar.

«Países como Dinamarca y Uruguay lideraron el camino a través de sus fuertes leyes laborales, pero tal vez, sorprendentemente, Grecia, los Estados Unidos y Hong Kong se quedaron detrás», dijo el secretario general de la CSI, Sharan Burrow.

«El nivel de desarrollo de un país demostró ser un mal indicador para descubrir si realmente se respetan los derechos básicos de negociación colectiva, huelga por condiciones dignas o simplemente poder integrarse a un sindicato», agregó el representante gremial.

El Índice Global Rights CSI clasificó a los países de uno a cinco puntos (siendo cinco el peor) según 97 indicadores, y los resultados fueron los siguientes:

1) Hubo 18 naciones con una unidad, entre ellas Uruguay y Dinamarca, donde irregularmente se violan los derechos de los trabajadores.

2) Otros 26 Estados fueron calificados con dos puntos, incluyendo a Japón y Suiza, donde se producen repetidas infracciones a los derechos laborales.

3) Un total de 33 países recibieron tres unidades, entre ellos Chile y Ghana, por transgredir derechos en forma regular.

4) Kenia y los Estados Unidos se ubicaron con cuatro unidades junto a otras 28 naciones por realizar una sistemática violación a sus leyes laborales.

5) Entre los 24 países a los cuales se les otorgó cinco puntos quedaron Bielorrusia, Bangladesh y Qatar, debido a que allí no hay garantía de que los empleadores cumplan con sus obligaciones laborales.

6) Por último, ocho Estados, como por ejemplo la República Centroafricana y Somalia terminaron en la peor ubicación, como consecuencia de no tener garantía de los derechos laborales porque en ellos ocurrió una ruptura del estado de derecho.

Las principales conclusiones a las que arribó la Confederación Sindical Internacional en su informe fueron:

– El año pasado los gobiernos de por lo menos 35 países han arrestado o encarcelado trabajadores como una táctica para resistir las demandas por los derechos democráticos, salarios decentes, condiciones de trabajo más seguras y puestos de trabajo seguros .

– En al menos nueve países el asesinato y la desaparición de trabajadores son frecuentes para intimidar a los trabajadores.

– Los trabajadores de al menos 53 naciones han sido despedidos o suspendidos por tratar de negociar mejores condiciones de trabajo.

– Las leyes y las prácticas en al menos 87 Estados excluyen a cierto tipo de trabajadores del derecho de huelga.

En momentos en que el poder empresarial nunca ha sido mayor, estos resultados muestran que casi todos los países pueden mejorar su trato con los trabajadores. Sólo Dinamarca recibió una puntuación perfecta de cero para el respeto de los 97 indicadores de los derechos fundamentales de los empleados.

La CSI Encuesta Global 2014 encontró que casi dos tercios de las personas quieren que los gobiernos hagan más para domar el poder corporativo.

INFOBAE

Compartir: