En Piedras, Tolima, ganó el voto en blanco y en la isla de Barú, Cartagena, no voto nadie

Bogotá, 26 de Mayo ¬_RAM_ En el municipio de Piedras, en el departamento del Tolima, el voto en blanco fue el ganador en las elecciones presidenciales de este domingo, mientras en la islas de Barú en Cartagena nadie voto.

En estos casos, el panorama electoral registró estas anormalidades en desarrollo de protestas de los ciudadanos.

En el caso de Piedras, Tolima, la gente se manifestó en contra la decisión de la Procuraduría de abrirle una investigación disciplinaria al alcalde y a los concejales por la convocatoria de una consulta popular realizada en julio del año pasado y que rechazó la ejecución de proyectos mineros en su jurisdicción.

En el munipio tolimense, de un potencial de 5.387 votantes, sufragaron 1.835 personas, de las cuales 940 lo hicieron en blanco; 286 por Oscar Iván Zuluaga; 206 por Juan Manuel Santos; 144 por Clara López; 103 por Martha Lucía Ramírez y 61 por Enrique Peñalosa.

Los votos válidos fueron 1.740; los votos nulos 77 y los votos no marcados 18.

En el municipio de Piedras, ubicado a 40 kilómetros de Ibagué y a 197 kilómetros de Bogotá, tiene cerca de 6.000 habitantes. El 28 de de julio de 2013 se realizó una consulta popular, y un poco más de 2 mil 900 habitantes votaron por el “No” a la mineria de la Anglo Gold Anshanti, mientras que apenas 21 personas le dieron el “Sí” al cuestionado proyecto de la colosa.

La Colosa es uno de los proyecto de recursos de oro con mayor potencial en Colombia y si es factible, uno de los más grandes descubrimientos en Latinoamérica en la última década. La altura del yacimiento sobre el nivel del mar es entre 2800 y 3200 metros, cerca de fuentes de agua y alta montaña.

Entre tanto, los habitantes de la isla de Barú, en Cartagena, 2.300 habilitadas se negaron a votar en protesta porque los gobiernos nacional y departamental no han resuelto sus problemas de agua y el abandono en general.

Leonar Vallecillas Molina, representante legal del Concejo Comunitario de Barú, indicó que en principio hubo resistencia a la instalación de las urnas, pero luego se decidió dejar a los jurados que las instalaran, pero nadie ejerció su derecho al voto.

Explicó que los habitantes de Barú tomaron esta decisión a raíz de la expedición del Decreto 0289 del 29 de marzo del 2014, a través del cual la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) negó la licencia ambiental para la intervención de Playetas, que permitiría desarrollar el proyecto “Obras de protección litoral y conexión vial en la isla de Barú”.

La dirigente dijo que lo que quieren los baruleños es que la ANLA retome los estudios y tenga en cuenta que por la situación de Playetas (vía principal de acceso a la isla que está erosionada por el mar y amenaza con dejarlos incomunicados) hay una población que está pasando necesidades”.

De otro lado en la isla de Tierrabomba, también en Cartagena, de 2 mil personas habilitadas para sufragar solo lo hicieron 240, argumentando que no ha habido una solución contundente sus problemáticas y todo se ha reducido a promesas.

La amenaza de viviendas a punto de desmoronarse por la incontrolada erosión costera y la deficiente prestación de servicios públicos, son algunos de los problemas que aquejan a este corregimiento.

Mirla Aaron Freite, representante legal del Concejo Comunitario de Tierrabomba dijo les “tocó hacer un trabajo pedagógico grande” para que los nativos llegaran al acuerdo de participar en los comicios y accedieran a la instalación de las mesas de votación

Compartir: