Progresistas confirma su apoyo al presidente candidato

Bogotá, 26 de Mayo ¬_RAM_ En la campaña de Juan Manuel Santos tienen claro que buena parte de la batalla electoral debe librarse en Bogotá; ciudad que, en contra de diferentes pronósticos, tuvo como ganador en las elecciones de primera vuelta al candidato Óscar Iván Zuluaga, del partido Centro Democrático. En segundo lugar quedó Clara López, candidata por el Polo Democrático. Ante los dos escaños que perdió el presidente Santos surgen las siguientes preguntas: ¿A dónde se fueron los votos de los «indignados» que apoyaron al alcalde Gustavo Petro durante su proceso de destitución?, ¿Cuántos miembros del movimiento Progresistas apoyan la candidatura de Santos?”.

Son varias las posturas que surgieron al interior del “movimiento Progresistas”. Por un lado, concejales como Diana Alejandra Rodríguez y Carlos Vicente de Roux manifestaron públicamente su apoyo a la campaña de Juan Manuel Santos: “Los que nos dijeron vendidos y entregados son esos mismos que no quieren ver más allá de su propio interés. Para mí, primero el país, primero la paz”, dijo Rodríguez. De Roux agregó que “será taquillero, pero es de una irresponsabilidad descomunal desmontar un proceso de paz consistente y cuyo resultado se someterá a referendo. Precisamente porque no quiero más FARC, mi voto será por la paz”. Al margen de esta postura está el concejal Diego García, quien apoyó a Petro en un comienzo y luego pasó a formar parte de la Alianza Verde: “No puedo adelantarme a lo que va a decidir la Alianza Verde, pero personalmente estoy de acuerdo con la posición del senador Camilo Romero. Sigo con la postura de “ni Santos ni Zuluaga”, apoyando el voto en blanco”.

Lo que puede darse por sentado es que el gabinete del alcalde Petro se la va a jugar por Santos. De hecho, el secretario de Salud, Aldo Cadena, y el de integración Social, Jorge Rojas, renunciaron en la tarde de este lunes para apoyar la campaña del presidente-candidato: “La izquierda tiene una responsabilidad inmensa con el país. Vamos a contribuir con la paz del país y vamos a votar porque Santos firme la paz con las FARC. Aldo Cadena va a irse a la Costa Caribe y estará por todos sus departamentos para contribuir con la paz. Yo me quedo en Bogotá para explicar los alcances de este acuerdo del Progresismo en la campaña del presidente Santos”, dijo Jorge Rojas. También renunció José Miguel Sánchez, director del Instituto Distrital para la Protección de la niñez y la Juventud (Idipron), ex miembro del M-19.

Adicionalmente, el exsecretario de Gobierno de Bogotá, Guillermo Alfonso Jaramillo, le dijo este diario que “se va a intensificar el trabajo para hacerle entender a la gente lo grave que sería el regreso de la guerra y el paramilitarismo. Nos corresponde incentivar el máximo esfuerzo en todo el país. Por la paz podríamos dar hasta la propia vida”. Aunque Jaramillo no se atreve a definir una postura en la Alianza Verde, considera que “es triste que no seamos capaces de alinderarnos alrededor de la paz para acabar con el conflicto armado”.

Para el concejal García, sin embargo, la adhesión del movimiento Progresistas a la campaña de Santos no es una garantía para ganar las elecciones en Bogotá: “Se suponía que Santos más Petro más Germán Vargas Lleras iba a ser la suma aplastante en las elecciones de primera vuelta, pero no fue así. Bogotá tiene plena autonomía y la transferencia de votos no se aplica”. Una edilesa cercana al progresismo señaló que “Petro da órdenes desde su despacho pero no escucha y no crea consensos colectivos. No existen nuevas ciudadanías, allá deciden los viejos de la política tradicional. A Jaramillo no le cree nadie. Son si acaso 500 progresistas los que todavía creen en ese discurso, me siento muy decepcionada con el movimiento”.

En el dilema de apoyar a Santos o votar en blanco también está presente en el movimiento de ‘Los emputados’, creado cuando la Procuraduría destituyó al alcalde Gustavo Petro. Harold López, miembro fundador del colectivo, asegura que hay distintas corrientes al interior del grupo: “En primera vuelta le hicimos campaña al voto en blanco, porque desde un comienzo nos hemos desligado de las estructuras tradicionales de la política. Ahora no me atrevo a decir que el movimiento se va con Santos… Existe una apuesta por la paz. Lo que decimos es: piense en si quiere cuatro años más de guerra o si prefiere una salida negociada al conflicto. Una gran cantidad del movimiento apoyó a Clara López en primera vuelta. Eso sí, ya hemos recibido amenazas por parte de personas cercanas al candidato Zuluaga, y por eso enviamos el mensaje de que no voten por él”.

Compartir: