Obama descarta despenalizar o legalizar las drogas

El presidente Barack Obama notificó en las últimas horas que Estados Unidos no van a legalizar ni a despenalizar las drogas, anticipando la posición que su gobierno adoptará en el debate que propuso el presidente de Colombia Juan Manuel Santos y que será planteado este fin de semana en la Cumbre de las Américas de Cartagena.Obama afirmó que legalizar o despenalizar la droga tendría graves consecuencias negativas en todos nuestros países y que además una medida de esta naturaleza “no eliminaría el peligro que plantea el crimen organizado transnacional”.

Las precisiones las hizo el presidente de los Estados Unidos en un extenso reportaje al Grupo de Diarios de América, en las cuales , además, hizo un alto elogio a los avances de Colombia, no solo en el campo de la seguridad, sino en progreso económico.

“Los Estados Unidos están comprometidos a mantener y solidificar nuestra relación de seguridad con Colombia como parte de nuestra alianza bilateral general”, precisó Obama.

“Es importante reconocer que Colombia ha logrado inmensos avances en seguridad”, expresó el mandatario estadounidense y agregó:

“El hecho de que Cartagena sea la sede de la Cumbre de las Américas es testamento de ese progreso. Debe dárseles crédito al pueblo colombiano, a sus líderes, y a las fuerzas de seguridad, ya que todos ellos han hecho sacrificios extraordinarios”.

En cuanto al tema de la legalización o despenalización de la droga, Obama señalo:

“Este es un debate legítimo que refleja las frustraciones de los gobiernos y los habitantes de todas las Américas, pero es un tema en el que no existe acuerdo en la región. Creo que sostener este debate contribuirá a esclarecer esta propuesta y a reenfocar nuestra atención a las maneras en que podemos lograr el mayor progreso todos juntos. Por ejemplo, los Estados Unidos no van a legalizar ni a despenalizar las drogas ya que hacerlo tendría graves consecuencias negativas, en todos nuestros países, en cuanto a la salud y la seguridad públicas. Es más, legalizar o despenalizar las drogas no eliminaría el peligro que plantea el crimen organizado transnacional”.

“Creo que el mejor uso de nuestro tiempo en la Cumbre en Cartagena es concentrarnos en nuestras responsabilidades mutuas. Como Presidente, he dejado claro que los Estados Unidos aceptamos nuestra parte de la responsabilidad con respecto a la crisis, que tiene su raíz en la demanda existente por las drogas, incluyendo Estados Unidos”.

Es por eso –agregó — que hemos adoptado una nueva estrategia de control de drogas que se enfoca en reducir la demanda por las drogas con educación, prevención y tratamiento. De hecho, he comprometido más de US$ 30 mil millones para reducir la demanda por las drogas ilegales en los Estados Unidos, y estoy solicitando otros US$ 10 mil millones este año. También hemos dedicado recursos sin precedente a ponerle coto al flujo ilegal hacia el sur de armas y efectivo a la región y hemos colaborado con ciertos socios, incluyendo a México, para fortalecer nuestra cooperación en la seguridad. Estamos logrando progreso, y no vamos a cesar.

“En la Cumbre en Cartagena –subrayó– tenemos la oportunidad de aumentar nuestra cooperación regional de manera que los narcotraficantes y los carteles no tengan sitio disponible para esconderse”.

Dijo que esto incluye ir adelante con la Iniciativa de Seguridad de la Cuenca del Caribe, que se lanzó en la Cumbre de 2009 y que está creando instituciones para la seguridad y protección públicas, aumentando la cooperación regional, y promoviendo la justicia social en el Caribe.

“Tenemos que hacer más para apoyar a las naciones de América Central y su estrategia regional para promover la seguridad ciudadana. Las contribuciones a esos esfuerzos por socios capaces tales como Brasil, Colombia y Chile deben ser características del camino hacia delante. Por ejemplo, el reciente acuerdo entre los EE.UU., Brasil y Bolivia para perseguir el cultivo de coca en Bolivia es el tipo de colaboración que necesitamos”, puntualizó Obama.

Compartir: