Legalizan pruebas contra el presunto hacker Sepúlveda

En una audiencia a puerta cerrada en el complejo judicial de Paloquemao en Bogotá, un juez de la República legalizó cerca de 57 pruebas que serán tenidas en cuenta contra del presunto hacker Andrés Fernando Sepúlveda, investigado por las interceptaciones ilegales a correos del Gobierno Nacional y a negociadores de paz en La Habana, Cuba.

Entre las pruebas avaladas se presentaron CDs, USB, documentos, archivos de computador, celulares, videos y grabaciones de audio, los cuales comprobarían la culpabilidad de Sepúlveda con el escándalo que también involucra al candidato a la presidencia por el partido Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga.

Dichas pruebas son los elementos que fueron incautados por el CTI de la Fiscalía General de la Nación en la oficina del hacker al norte de Bogotá y su vivienda.

“Es una diligencia que se denomina audiencia de control posterior de legalidad sobre los elementos que fueron incautados tanto en el apartamento como en la oficina de Andrés Fernando Sepúlveda”, explicó su abogado Bernardo Alzate.

Con respecto a un posible preacuerdo con la Fiscalía, el abogado explicó que se encuentran a la espera de conocer el documento de acusación formal contra Sepúlveda para entrar a evaluar si acepta o no cargos, “sencillamente estamos pendientes de la formulación de acusación (…) no conocemos el interrogatorio, ni las pruebas, hay que esperar con qué cuenta la Fiscalía General de la Nación para ver si en un momento la defensa considera viable el buscar un acuerdo o demostrar la inocencia en un juicio oral”.

Actualmente, Sepúlveda se encuentra detenido en los calabozos del búnker de la Fiscalía General por ser considerado presunto responsable de los delitos de violación ilícita de comunicaciones, uso de software malicioso, interceptación de datos informáticos y espionaje, éste último porque indebidamente habría obtenido información de secretos políticos en el proceso de paz. Cargos que Sepúlveda no aceptó.

Lo que se ha podido establecer es que la Fiscalía evalúa la posibilidad de imputar otros dos delitos: Usurpación de funciones pública y concierto para delinquir.

Sin embargo, el hacker Alzate aseguró que aún no tienen conocimiento de una nueva imputación.

Ayer se conoció que el hacker podría ser trasladado a los Estados Unidos por haber espiado las operaciones del Comando Sur.

Colprensa

Compartir: