Será necesarios 8 días para lograr identificación de niños de Fundación

Fundación, 20 de Mayo ¬_RAM_ Los cuerpos serían entregados a familiares a más tardar el 28 de mayo, plenamente identificados.

A las 2 de la tarde de este jueves, los registros genéticos de los niños que murieron dentro de un bus que se quemó, en una tragedia que tiene conmovido al país, fueron enviados a Bogotá para el proceso de identificación de los menores. Se espera que en unos 8 días se tenga la totalidad de los resultados.

Aunque este lunes el reporte hablaba hasta de 33 menores calcinados, el director de Medicina Legal de Barranquilla, Carlos Murillo, explicó este martes que en el informe anteriormente suministrado fueron incluidos dos muertos que corresponde a otro accidente.
«Confirmamos la cifra de muerte de 31 niños», sostuvo el funcionario.

El último reporte oficial también habla de 26 procesos de necropsia hasta el momento, mientras que 23 menores permanecen hospitalizados.
El director de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), Carlos Iván Márquez Perez, anunció que se destinaron 200 millones de pesos para apoyar el plan de acción para la atención de familiares y de los menores víctimas del trágico accidente que tuvo lugar este domingo en Fundación, Magdalena.

Los recursos dispuestos por el Gobierno serán destinados a garantizar la atención de los heridos, brindar apoyo psicosocial para familias y víctimas, la identificación de las personas fallecidas y apoyo económico para gastos fúnebres y de desplazamiento. El gobierno decretó además tres días de duelo.

El Gobierno también se ha comprometido con apoyo económico para los menores heridos, para cubrir gastos de traslados y atención integral en salud, además de los costos funerarios y de indemnización a las familias de los menores que murieron en esta tragedia.
Por su parte, el presidente Juan Manuel Santos prometió justicia a las familias y anunció un control más riguroso sobre la circulación de vehículos de transporte masivo.

Desde el Vaticano, el papa Francisco envió un telegrama de pésame a los familiares de los pequeños, en el que dijo estar «hondamente apenado».

Familiares colaboran en la identificación de cuerpos

Los 31 cuerpos de los niños -de entre 3 y 12 años- fueron trasladados del municipio de Fundación, hasta el Instituto de Medicina Legal de Barranquilla, donde padres y familiares intentaban colaborar en su identificación. Para facilitar el proceso de identificación, los familiares describieron en entrevistas las prendas que llevaban puestas los niños y entregaron datos médicos y cartas dentales.
Medicina Legal ha dispuesto de un equipo de genetistas para recibir las muestras tomadas de los cadáveres y cotejarlas con las de los familiares.

Los menores regresaban el domingo a sus hogares tras asistir a un oficio religioso cuando fueron devorados por las llamas. El autobús transitaba con sobrecupo, sin documentos en regla y el conductor no tenía licencia de manejo, según la fiscalía. El chofer Jaime Gutiérrez, de 56 años, y Manuel Ibarra, miembro de la iglesia evangélica a la que asistían los niños y quien contrató el bus, afrontan este martes la audiencia de imputación de cargos por homicidio culposo agravado.

Las primeras hipótesis apuntan a que el accidente fue generado por una imprudencia del conductor, quien al parecer manipuló un recipiente de gasolina para encender el vehículo, que se había quedado varado.

En la sede de Medicina Legal en Barranquilla, algunas personas han dejado flores y los familiares de los pequeños han escrito mensajes en grandes pancartas pegadas en las paredes del edificio.

«Sheril Terraza, Yerinson Terraza: mis niños siempre los llevaré en mi corazón, mis bebés hermosos. Que Dios los tenga en su gloria, los amo. Tu mamá, que los quiere, y tu papá», dice uno de los mensajes, debajo de los cuales permanecen encendidas varias velas.
Como el proceso de identificación será demorado por el estado de carbonización de los cadáveres, las autoridades organizan la entrega simbólica de bóvedas individuales a los familiares para que se realice una ceremonia funeraria colectiva.

Luego, a medida que se identifiquen genéticamente los cuerpos, en las bóvedas serán colocados los restos de cada niño.
La ceremonia colectiva probablemente se realizará en Fundación, la pequeña localidad donde ocurrió la tragedia y que recuerda a las víctimas con pequeños homenajes: cruces de bambú levantadas en la vía donde se quemó el bus o un cartel con los rostros de los pequeños colocados en la entrada del pueblo.

Compartir: