Imputarán el delito de homicidio culposo agravado a conductor de bus en que murieron calcinados 32 niños

Bogotá, 19 de Mayo ¬_RAM_ El director de Fiscalías Seccionales, Luis González aseguró que el ente le imputará el delito de homicidio culposo agravado a Jaime Gutiérrez y Manuel Salvador Ibarra, conductor y asistente, respectivamente, del bus que se incendió el pasado domingo en el municipio de Fundación, Magdalena.

Los dos hombres serán presentados en las próximas horas ante un juez de garantías de Santa Marta donde se le imputarán cargos y se solicitará que se cobijen con medida de aseguramiento en centro carcelario. Para el ente, está demostrado que la omisión de estas dos personas permitió que ocurriera la tragedia que deja hasta el momento un saldo trágico de 33 niños muertos y 12 heridos.

Las primeras pruebas de la Fiscalía han arrojado que la buseta (modelo 1993) no tenía Seguro Obligatorio Accidentes de Tránsito (Soat) y su última revisión tecnomecánica se registró en el año 2012. “El conductor no tenía licencia”. Además pese a que su capacidad era de 24 pasajeros, transportaba más de 50.

“Se movilizaba gracias a una pimpina de 5 galones de gasolina que se hacía de manera manual y en el carburador”, precisó el fiscal González al señalar además que se están haciendo todos los registros para establecer la identidad de los niños que fallecieron, así como los que se encuentran con vida.

Por su parte el director de Medicina Legal, Carlos Eduardo Valdés anunció que se adelanta la identificación de los cuerpos incinerados. Para esta labora se conformó un grupo especializado con el fin de agilizar este proceso, sin embargo en las próximas horas se realizará la entrega de los cuerpos en bóvedas “para un entierro conjunto y sepelio simbólico el día miércoles ya que aún no están reconocidos”.

En este sentido explicó que 22 profesionales entre médicos odontólogos, genetistas, antropólogos, entre otros, participan en la labor de individualización e identificación. Hasta el momento se han practicado 14 necropsias. “Para el reconocimiento hay que adelantar un examen genético con las familias”.

“La idea es hacer los exámenes genéticos para darle identificación y reconocimiento para entregar los cuerpos. Las pruebas de ADN se realizaran en el laboratorio de genética de Bogotá y se puede demorar 10 días. Pero el estado de carbonización de los cuerpos dificulta las labores. La mayoría de los casos son muertes por incineración y asfixia”, explicó.

Compartir: