Imprudencia del conductor provocó la pavorosa tragedia en Fundación; decretan 3 días de duelo

La imprudencia del conductor, que trató de reactivar el motor inyectando gasolina al carburador, habría causado la víspera la pavorosa tragedia en el municipio de Fundación, Magdalena, donde 31 niños perdieron la vida calcinados y otros que sobrevivieron se encuentran en crítico estado.

Así lo advirtieron sobrevivientes y testigos. En el automotor viajaban 43 menores. El hecho es que cuando el conductor realizaba la maniobra se produjo una explosión y las llamas se extendieron rápidamente por el vehículo. Sólo los niños más grandecitos alcanzaron a salir del automotor; los pequeños no.

Los niños –con edades entre 4 y 10 años–habían participado en el culto de la Iglesia Pentecostés y eran transportados de retorno a sus hogares, cuando el motor del vehículo se apagó de un momento a otro a su paso por el barrio Altamira, cerca del estadio de fútbol de Fundación.

Un testigo señaló que el conductor del bus y el ayudante se encontraban fuera del automotor tratando de arregla un problema en el motor y de pronto el bus estalló.

“Ese recorrido lo realizaban todos los domingos, después que los niños participaban del culto los llevaban a sus casas en los diferentes barrios de Fundación”, explicó un familiar de uno de los niños.

En medio de la consternación y el dolor del pueblo en general, la alcaldesa del municipio de Fundación Luz Estela Durán, decretó ley seca y tres días de duelo.

Una niña de nombre Dayana De León Carranza, de 8 años, sobrevió a la espantosa tragedia gracias a que se lanzó por una ventanilla del bus, según dijo.

Sus padres Evaristo De León y Silvana, señalaron que llegaron a la iglesia, ubicada en la calle 22 número 8-33, a las 8 de la mañana con los niños.

La menor estaba en la iglesia con sus primas; María y Silvana Molano De León, de 8 y 6 años, quienes fueron remitidas en ambulancias hacia clínicas de Santa Marta. Estas dos niñas son hermanas y llegaron al culto acompañadas de sus padres y de varios amiguitos

La siguientes es la lista que entregó la Policía de los menores que viajaban en el vehiculo de placa UVS- 556 afiliada a Coonortin:
Yiret Carolina Molano Manjarrés de 6 años; Michael Quintero Cantillo ee 8 años; Andrea Carolina Quintero Cantillo, de 6 años, Yerison Terraza Quintero, de 5 años; Cherlis Dayana Terraza Quintero de 5 años; Breiner José Rocha Torregroza, de 7 años; Lucas José Rocha Torregroza, de 4 años; Jesús Bolaños Solís, de 7 años; Bladimir Otero de 4 años; Belkis Gómez, Charlie Surley Barrios Roa, Yireth Molano Manjarrés de 9 años; Selena Urbina Díaz, de 6 años; Claudia Meza Molina, de 8 años; Eylen Fernanda García García, de 7 años; Dana Paola Daza Sierra de 11 años, Keisi Escobar Martínez, de 2 años; Manuel Johan Hernández Castro de 5 años; Tahilin Michael Hernández Castro, de 9 años; Marina Yireth De La Hoz, de 5 años, Keiver Erazo Durango, Yelena Patricia Otero Movilla, de 3 años, Kenner Fernández Fontalvo, Luznay De La Cruz Fontalvo, de 12 años; Kendry Bonett Meza de 8 años; Eylen Bonett Meza, 5 años; Luisa Fernanda Tapias de 7 años; Yesiret Johana De La hoz de 10 años y Marina Toncel Arévalo, de 5 años.

Los niños heridos fueron inicialmente trasladados a las clínicas Santa Tereza y El y al Hospital San Rafael de Fundación. Luego tuvieron que ser remitidos a centros asistenciales de Santa Marta y de Barranquilla.

Mientras tanto, en el sitio de la tragedia, el CTI de la fiscalia y la Policía realizaron en la tarde de ayer las primeras diligencias judiciales, que se debieron suspender por un torrencial aguacero.

“Hasta el cielo lloró con esta tragedia; hacia rato que no llovía”, advirtió un vendedor ambulante en el sitio de la tragedia.
Esta mañana se reanudaron para hacer el traslado de los despojos irreconocibles de los pequeños a Medicina Legal de Barranquilla para la respectiva identificación.

Compartir: