Fallo que tumbó megapensiones no aplica para pensionados antes del 92

Bogotá, 15 de Mayo ¬_RAM_ El Consejo de Estado explicó que los funcionarios y empleados de la Rama Judicial que hayan obtenido su pensión antes de la expedición de la Ley 4 de 1992, no los cobija la sentencia de la Corte Constitucional que estableció en 25 salarios mínimos el tope máximo para las mesadas.

La Sección Segunda, con ponencia del magistrado Gustavo Gómez Aranguren, señaló que quienes se desempeñaron como magistrados de Altas Corporaciones y que obtuvieron su pensión bajo el amparo del Decreto 546 de 1971 (Régimen de Seguridad y Protección Social de los funcionarios y empleados de la Rama Judicial, Ministerio Público y familiares) y de la Ley 33 de 1985 no se les puede aplicar las restricciones establecidas por la Corte Constitucional en la sentencia C-258 de 2013, debido a que ese fallo declaró inexequible, parcialmente, la Ley 4 de 1992 y no las normas que habían sido expedidas con anterioridad sobre el mismo tema.

“A estos servidores judiciales, de ninguna manera, puede aplicárseles las aludidas restricciones establecidas por la Corte Constitucional en la Sentencia C-258 de 2013, pues esta decisión, encuentra restringido su objeto sólo a las pensiones congresionales con origen en la Ley 4ª de 1992 -artículo 17- y por homologación, a las pensiones de los Magistrados de las Altas Cortes de Justicia, según el Decreto Reglamentario 104 de 1994 -artículo 28”, indica la sentencia.

El pronunciamiento del Alto Tribunal fue hecho al conceder la reliquidación de la pensión a la esposa y los dos hijos de un exmagistrado que ya falleció, quien solicitaba que su mesada se reliquidará y reajustara de acuerdo con el régimen pensional aplicable a los Parlamentarios, petición que fue negada por Cajanal.

La Sala explica que es diferente la situación pensional de los magistrados de las Altas Cortes de Justicia que obtienen su derecho a la pensión bajo la Ley 4 de 1992 y su Decreto Reglamentario 104 de 1994.

“Siempre que esté regida por esta normativa, y en comunicabilidad con la de los Parlamentarios, permite para dichos Magistrados, obtener el derecho al reconocimiento de la pensión de jubilación, en el 75% del ingreso mensual promedio que perciba el Congresista, incluidos como factores salariales solamente los ingresos que hayan recibido efectivamente, que tengan carácter remunerativo del servicio y sobre los cuales hubieren realizado las cotizaciones respectivas al sistema de pensiones, además, sujeta a un tope de 25 S.M.L.M.V. desde el 1°de julio de 2013”, puntualiza el fallo.

Compartir: