Oposición venezolana dice diálogo con el Gobierno de Maduro está «en crisis»

CARACAS (Reuters) – La oposición venezolana dijo el miércoles que el diálogo con el gobierno socialista del presidente Nicolás Maduro está «en crisis», tras la represión a marchas estudiantiles y el incumplimiento de sus exigencias para poner fin a la mayor ola de protestas en una década en el país petrolero.

El diálogo, articulado por la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y el Vaticano, busca acercar a las partes en medio de las movilizaciones que han dejado 42 muertos y unos 800 heridos desde febrero.

El secretario ejecutivo de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Ramón Guillermo Aveledo, sostuvo que los líderes del gobernante Partido Socialista (PSUV) han socavado el diálogo tras constantes insultos y su negativa a liberar a los que ellos denominan «presos políticos».

«Transcurrieron los primero 30 días de este proceso de diálogo político que el país quiere y el país necesita», dijo Aveledo, el martes según un comunicado.

«Ese proceso de diálogo está en crisis y está en crisis por la responsabilidad del Gobierno nacional», agregó.

Desde principios de febrero, miles de venezolanos han salido a las calles para protestar contra el alto costo de la vida, la escasez de bienes básicos y la alarmante delincuencia, por las que culpan a Maduro, heredero del fallecido Hugo Chávez.

Como primeras condiciones para avanzar en el diálogo, la oposición planteó la liberación de los «presos políticos», la creación de una comisión de la verdad plural que investigue los hechos de violencia y supuestas violaciones a los derechos humanos durante las manifestaciones, entre otras.

Sin embargo, según Aveledo, el Gobierno no ha cumplido con ninguno de los pedidos de los opositores.

«Tiene que haber rectificaciones (del Gobierno), nosotros estamos siempre abiertos, no cerramos la puerta», dijo Aveledo.
Tras una inesperada redada la semana pasada, las fuerzas de seguridad detuvieron a 243 jóvenes que acampaban en calles y plazas de Caracas en protesta contra Maduro.

El domingo, la Fiscalía dijo que liberó a la mayoría de ellos, aunque líderes políticos como Leopoldo López y dos alcaldes opositores siguen tras las rejas acusados de incitar a la violencia durante las protestas antigubernamentales.

Maduro aseguró que las diferencias son «normales» y que ello no significa que el diálogo se haya roto.

«Yo no me voy a parar de la mesa de diálogo. Espero que ellos tampoco se paren», dijo tarde el martes durante su programa semanal de radio y televisión. «Ya el hecho de estar dialogando, debatiendo, es un avance democrático importante».

Aveledo dijo que las reuniones de trabajo con el Gobierno estaban «congeladas» hasta nuevo aviso y una fuente de la MUD aseguró que la oposición conversará con representantes de la Unasur y el Vaticano para hacerles saber sus exigencias.

Compartir: