Nuestro Gobierno le puso orden a la minería en Colombia: Presidente Santos

Cartagena, 14 may (SIG). El Gobierno Nacional le puso orden al sector minero en Colombia en los últimos cuatro años, expresó este miércoles el Presidente Juan Manuel Santos, en la instalación del Congreso Internacional de Minería y Petróleo, en Cartagena.

Afirmó que a pesar de algunas circunstancias adversas, la industria y el Gobierno tienen muchos y muy buenos resultados que mostrar en materia de minas y energía.

“Lo dije hace un par de meses aquí en Cartagena, en el Congreso de Minería a Gran Escala, y lo reitero ante ustedes: nuestro Gobierno le puso orden a la minería en Colombia”, señaló el Jefe de Estado, quien enumeró las acciones emprendidas para impulsar este sector.

Añadió que en 2010, al comenzar su Gobierno, encontró “instituciones débiles y poco especializadas, así como problemas de coordinación institucional, pocos recursos para fiscalización y un catastro minero poco fortalecido”.

Explicó que en materia de otorgamiento de licencias ambientales se están haciendo los ajustes necesarios para que las empresas tengan tiempos de respuesta más rápidos, pero “apegados siempre a los más altos estándares”.

Se refirió al tema de las regalías y dijo que “el Sistema cuenta con mecanismos para compensar a los municipios y departamentos productores, pero estamos siempre abiertos a escuchar las propuestas que nos permitan hacer los ajustes que se requieran para mejorar su funcionamiento”.

Indicó que para combatir el contrabando de combustibles, se desarrolla una estrategia que además de las acciones de la Policía Fiscal y Aduanera (Polfa), contempla programas sociales para que cada vez menos personas se dediquen a esta actividad, así como la aplicación de precios preferenciales para que los combustibles en las zonas de frontera sean competitivos frente a países vecinos.

“Sabemos que uno de los temas que más le preocupa a la industria, especialmente a las empresas que adelantan actividades mineras, es el de la conflictividad social”, declaró el Mandatario.

Así mismo, indicó que el Gobierno no quiere que las empresas se sientan solas. “Y por eso estamos trabajando para mejorar la coordinación en el Gobierno nacional, acercándonos también a los gobiernos locales para conocer sus necesidades e inquietudes y, de esa manera, fomentar un trabajo que nos beneficie a todos”, precisó.

El Presidente Santos recordó lo ocurrido recientemente con el oleoducto Caño Limón-Coveñas, que duró paralizado casi dos meses.

“Incidentes como el del oleoducto Caño-Limón-Coveñas, parado por 50 días, en perjuicio de todo el país, no se deben volver a presentar”, advirtió el Presidente Santos.

“Es importante distinguir: una cosa son las inquietudes o reservas que frente a la industria puedan tener algunos colombianos —incluidas las comunidades indígenas—, que merecen la mayor atención, para lo cual hay conductos y procedimientos. Otra cosa, muy distinta, es obstaculizar la reparación de una infraestructura vital para nuestro desarrollo”, destacó.

“Y por supuesto, todo el esfuerzo de la Fuerza Pública seguirá enfocado en evitar y contrarrestar los ataques aleves de los grupos armados ilegales a nuestra infraestructura petrolera y energética.

Citó también los avances en infraestructura, factor clave para la competitividad, y las reformas a la institucionalidad minera al crear el Viceministerio de Minas y la Agencia Nacional de Minería.

Por otra parte, subrayó que el Gobierno tiene “muy claras las diferencias entre la minería empresarial, la artesanal y la criminal”.

Enfatizó que su administración está comprometida con la promoción, el desarrollo y la formalización de la minería mediana y pequeña siempre y cuando sea legal.

“En cuanto a la minería criminal, seguimos y seguiremos combatiéndola, por nuestro ambiente, porque financia otras actividades ilegales y por la seguridad de las personas”, puntualizó e hizo alusión al accidente en el que hace pocos días murieron 12 mineros en Santander de Quilichao (Cauca). “Y no queremos que esto se vuelva a repetir”, concluyó.

Compartir: