Parque Nacional recuperó su emblemático reloj suizo

Bogotá, 13 de Mayo ¬_RAM_ La Embajada de Suiza en Colombia y el Instituto Distrital de Patrimonio Cultural (IDPC), con el apoyo del Círculo Colombiano de Joyerías y TAG Heuer, realizaron acciones de mantenimiento al tradicional reloj de la torre del Parque Nacional Enrique Olaya Herrera, uno de sus principales atractivos.

El reloj fue donado en 1938 por la comunidad suiza residente en Colombia, con motivo de los 400 años de la fundación de Bogotá. Todo el mecanismo fue importado directamente desde Sumiswald (Suiza) por el relojero Albert Jeanneret. Desde la torre que la administración distrital diseñó para ubicarlo en la alameda central del Parque, ha visto crecer a la capital del país.

Desde el año pasado, se comenzó a trabajar para conseguir los recursos y los expertos que pudieran reparar el reloj. Gracias a la colaboración del Círculo Colombiano de Joyerías y el respaldo de la marca de relojes suizos TAG Heuer, se contactó al relojero suizo Jacques Roland Brodbeck, quien se encargó de la reparación de la maquinaria. Asimismo, el IDPC estuvo a cargo de la limpieza de la superficie pétrea, la eliminación de ataques biológicos y el mantenimiento de los jardines que hacen parte de su entorno inmediato.

La ceremonia de reinauguración contó con la presencia de la Embajadora de Suiza en Colombia, Dora Rapold; la directora del IDPC, María Eugenia Martínez; el presidente del Círculo Colombiano de Joyerías, Camilo Liévano, y el gerente de TAG Heuer para Colombia, Carlos Ariza.

La Embajadora de Suiza destacó la importancia del reloj del Parque Nacional: “Queremos contribuir con la conservación de este símbolo de la amistad y buenas relaciones existentes desde hace años entre Suiza y Colombia, poniéndolo nuevamente en funcionamiento”, indicó la Embajadora Rapold.

Carlos Ariza, gerente de TAG Heuer para Colombia, resaltó la importancia de esta iniciativa de la Embajada, el IDPC y del Círculo Colombiano de Joyerías que permitió la recuperación del Reloj del Parque. “Es un honor para una marca con más de 150 años de experiencia en alta relojería y medición del tiempo, participar en este proceso de recuperación de uno de los símbolos de la capital”, señaló Ariza.

“Esperamos que los bogotanos cuiden su reloj y vuelvan a tenerlo en cuenta cuando pasen por el Parque; queremos que sea de nuevo el referente de la puntualidad suiza en Colombia”, precisó la embajadora Rapold.

Compartir: