Igualdad de género, prioridad en propuesta presidencial de Enrique Peñalosa

Bogotá, 09 de Mayo ¬_RAM_La candidata a la Vicepresidencia de la República, Isabel Segovia, acompañada por Liliana Sánchez, esposa del candidato presidencial Enrique Peñalosa, presentó detrás de la iglesia de Lourdes, en Bogotá, la Propuesta de Igualdad de Género.

“Quiero resaltar que tenemos que lograr una igualdad de oportunidades en el tema salarial y laboral. El tema de prevención del embarazo adolescente es importantísimo y va de la mano al tema de prevención de violencia de género y todo el fortalecimiento del sistema de salud pública, para poder responder a tiempo y con coherencia a esa problemática”, explicó Segovia desde Bogotá.

La experta en educación también resaltó el tema de la corresponsabilidad paterna: esta es una sociedad de padres y madres y así se debería de comportar la estructura social para, efectivamente, fortalecernos y que las mujeres tengan equidad”, concluyó la fórmula vicepresidencial de Enrique Peñalosa.

El evento contó con la participación de cerca de cien mujeres que vistieron camisetas blancas y verdes con mensajes de salud, igualdad, participación, inclusión y solidaridad.

Por su parte para Peñalosa, una medida de la integración de nuestra sociedad a nuestro mundo y a nuestro tiempo, es la importancia de la mujer en la sociedad. «En este sentido, trabajaremos con las mujeres para que su única opción no sea ser madres antes de cumplir la mayoría de edad. Nuestra prioridad es prevenir el embarazo adolescente y el indeseado, generar espacios para su empoderamiento y asegurar su igualdad de oportunidades e ingresos. Para eso vamos a controlar y garantizar igualdad de ingresos al mismo trabajo desempeñado y mayor representación política», expresó el candidato.

A su vez, desde el Cesar, departamento en el que adelanta un recorrido para dar a conocer sus propuestas de gobierno, Peñalosa dijo que para que haya una verdadera igualdad de oportunidades laborales, necesitamos por ejemplo que puedan trabajar con la tranquilidad de saber que sus hijos están bien cuidados y atendidos.

Propuesta de Igualdad de Género

La Alianza Verde tiene la oportunidad de plantearle al país, el compromiso con la transformación de desigualdades de género, como un camino hacia el logro de la equidad social, el desarrollo de las mujeres y el desarrollo del país. El paradigma del desarrollo humano basado en brindar igualdad de oportunidades a niñas y niños, mujeres y hombres de diversa condición; y potenciar sus capacidades individuales y colectivas, se nos ofrece como un eje articulador de nuestro programa de Gobierno.

De ahí que para superar este orden de cosas, proponemos:

1. Implementar en el nivel territorial la Política Pública Nacional de Equidad de Género para las Mujeres (PPNEGM), aprobada por el CONPES 161/2012, en cuya formulación participaron de manera activa reconocidas organizaciones de mujeres y representantes de la comunidad internacional, cuyos componentes estratégicos son 6: Autonomía Económica y Mujer Rural, Educación de Mujeres y Niñas, Salud Sexual y Reproductiva, Participación Política, Vida Libre de Violencias y Transformación Cultural y Paz.

2. Crear el Ministerio de las Mujeres o una entidad de la mayor importancia dentro de la institucionalidad colombiana y provista del suficiente músculo financiero, administrativo, técnico y político, que sea el ente rector y orientador de la Política Pública Nacional de Equidad de Género para las Mujeres y que garantice la implementación de la política en todos los departamentos y municipios del país. La Alta Consejería Presidencia para la Equidad de la Mujer carece de la fortaleza institucional que amerita la transformación de las relaciones de desigualdad de género en el territorio nacional. Reconoce el Estado colombiano que, a pesar de que en las “tres últimas décadas el país ha diseñado diferentes políticas públicas para las mujeres, los procesos de implementación han sido discontinuos y fragmentados”, quiere decir que, si bien la normativa y dispositivos legales son amplios, los mecanismos político-técnicos formales y procedimentales para lograr su implementación a cabalidad han sido insuficientes y han carecido de “dientes” efectivos para desestructurar los dispositivos culturales y económicos que reproducen la discriminación sobre las mujeres y las desigualdades de género, a empezar desde las primeras etapas educativas.

3. Formular un Plan Estratégico Nacional de Igualdad de Oportunidades para las Mujeres a 10 años, que sirva de modelo básico para la formulación de los planes departamentales y municipales de igualdad de oportunidades para las mujeres, acompañado de un sistema de indicadores claves para el desarrollo de las mujeres y relacionados con los 6 componentes de la Política Pública Nacional de Equidad de Género para las Mujeres.

4. Fortalecer el Observatorio de Asuntos de Género, de tal manera que se convierta en un instrumento que coadyuve al seguimiento y monitoreo a la implementación de la PPNEGM tanto en lo sectorial como en lo territorial.

5. Establecer en cada uno de los ministerios y organismos descentralizados, unidades técnicas de equidad de género, que actúen de manera coordinada e integral para identificar e intervenir las brechas de género en cada uno de los sectores y entidades nacionales. Establecer los mecanismos necesarios para que todos los sistemas de información dependientes del gobierno nacional incorporen la variable sexo y que los respectivos análisis de información también incorporen el enfoque de equidad de género.

6. En coordinación con las autoridades de género territoriales, se promoverán las escuelas de liderazgo político, para garantizar una mayor participación política de las mujeres y la promoción de los intereses sustanciales en los procesos de toma de decisiones.

7. Garantizar a las mujeres de todas las edades y condiciones sociales el ejercicio pleno de los Derechos Sexuales y Reproductivos. Se promoverán los mecanismos idóneos para el cabal cumplimiento, por parte del sector salud, de la atención de las violencias de género ya reglamentadas en la Ley 1257/2008, lo mismo que servicios modernos de interrupción voluntaria del embarazo (IVE) contemplados en la Sentencia C-355/2006 de la Corte Constitucional y reglamentar la atención de los mismos.

8. Especial y prioritaria atención merece la Estrategia Nacional Integral de Prevención de Embarazo Adolescente que creará, y fortalecerá donde ya existen, los servicios amigables para adolescentes, teniendo como modelo el Programa Sol y Luna, ya probado en Medellín y Antioquia.

9. Proponer los mecanismos y/o reformas para fortalecer, ampliar y garantizar la sostenibilidad de las Comisarías de Familia, la institución pública más cercana y más confiable a nivel municipal, para la atención de la violencia intrafamiliar y las violencias de género. Podría establecerse un sistema nacional de Comisarías de Familia, financiado con recursos del Sistema General de Participación, de tal manera que se garantice la sostenibilidad de las mismas con los recursos humanos suficientes, máxime para los tiempos del posconflicto que se avecinan, cuando los niveles de violencia intrafamiliar se aumentan, según lo señalan estudios recientes, con ocasión de la desmovilización de las AUC.

10. Establecer los mecanismos necesarios para el monitoreo de políticas laborales, a fin de garantizar prácticas no sexistas en los procesos de selección, formación, capacitación y promoción laboral. Así mismo, se estimulará de diversa manera la conciliación de la vida laboral y la vida familiar, lo mismo que la corresponsabilidad de padres y madres en la crianza de niñas y niños. Además impulsará el reconocimiento de la economía del cuidado, como un sector clave en el desarrollo del país.

Compartir: