Nicaragua patrulla zona marítima concedida tras fallo de La Haya

Ejército de Nicaragua (EN) mantiene vigilancia sobre las aguas restituidas en el Caribe por el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), de las Naciones Unidas de 2012, dijo este miércoles el jefe de esa institución, general Julio Avilés.
El mando militar sostuvo que esas aguas caribeñas siempre han pertenecido a Nicaragua y al patrullarlas, el Ejército hace presencia, pero también hace valer las leyes.

La CIJ, con sede en La Haya, Holanda, concedió a Nicaragua soberanía marítima más allá de 12 millas de los cayos de Serrana y Quitasueños, al norte, y al sur de los Alburquerque y Este Sudeste, según el fallo del 19 de noviembre del 2012, pero mantuvo el espacio para Colombia, en el resto del archipiélago de San Andrés.

Avilés dijo a periodistas que en esas aguas del Caribe están la fuerza aérea, los pilotos, los marineros navegando y faenando de manera permanente.

Agregó que la misión paz y soberanía «Augusto C. Sandino» resguarda la soberanía en el Caribe, tras conocerse el histórico fallo de la CIJ, el cual restituyó más de 90.000 kilómetros de espacio marítimo a Nicaragua en esa zona.

Avilés indicó que también se ejerce soberanía en esas aguas caribeñas, al autorizar faenar a embarcaciones colombianas.

«No solo embarcaciones nacionales solicitan autorización de navegar en el territorio restituido por la CIJ a Nicaragua, sino también colombianas y de Jamaica y de Honduras», dijo Avilés.

Para el jefe militar, Colombia va a terminar reconociendo el fallo de la CIJ, porque no cree que ese país va a desconocer esa sentencia del organismo internacional.

Con la sentencia, la CIJ rechazó traspasar al este, más allá de la isla Roncador, la frontera marítima pretendida por Colombia a partir de el meridiano 82.

Compartir: