Fiscalía allana sala de interceptaciones en el norte de Bogotá

Funcionarios del CTI de la Fiscalía realizaron un operativo en las últimas horas en un inmueble donde se realizaban interceptaciones telefónicas y espionaje.

Fuentes de la Fiscalía señalaron que un grupo de funcionarios de la Fiscalía se trasladó al lugar con orden judicial, en el cual se encontraron computadores y otra serie de evidencias que serán analizados por los investigadores.

Las oficinas están ubicadas en el edificio Centro Internacional de Negocios, en la calle 93B # 17-25, barrio Chicó.

En el operativo realizado en horas de la noche, se encontraban dos personas quienes son investigadas por la Fiscalía.

El fiscal general Eduardo Montealegre confirmó que en la calle 93B con carrera 14, norte de Bogotá, se estaba realizando interceptaciones telefónicas ilegales y seguimiento a correos electrónicos, con la finalidad de interferir en las negociaciones de la Habana Cuba.

«La fiscalía descubrió un sitio en el cual se estaba manipulando es interceptando ilícitamente comunicaciones y correos electrónicos. La finalidad de esa oficina de las personas que hacen parte de esa empresa criminal es la de interferir y afectar el proceso de paz en la Habana», señaló el fiscal Montealegre.

Agregó que en el dicha oficina se interceptaron correos electrónicos del Jefe de Prensa de las farc en la Habana, además se interceptó un correo institucional del Gobierno y dos correos electrónicos de periodistas cubanos que cubren el proceso de paz.

Señaló que se investiga una hipótesis según las cual se interceptó el correo del presidente Juan Manuel Santos desde este lugar que operaba como una oficina fachada para el mantenimiento de software y donde además se capturó a una persona.

«Se capturó a Andrés Fernando Sepúlveda, quien es el director de esta oficina. Un alto conocedor de temas informáticos y le vamos a imputar los delitos de violación ilícita de comunicaciones, uso de software malicioso, interceptación de datos informáticos y además plantear el delito de espionaje», sostuvo el Fiscal.

Añadió que se tuvo conocimiento que esta oficina, además de interferir en las negociaciones de paz, vendía información de los diálogos de la Habana y que a raíz de esto se indagará quienes estaban interesados en comprarla y con qué finalidad.

De otra parte dijo que en los allanamientos se encontró la base de datos de desmovilizados y aclaró que «no se tata de una oficina de inteligencia estatal, que no se trata de un organismo de fachada de inteligencia militar o de policía (…) se trata de un particular».

En las próximas horas esta persona capturada será presentada ante un Juez de Garantías en el Complejo Judicial de Paloquemao y que allí se solicitará medida de aseguramiento en si contra, pero que dentro de las primeras indagaciones está interesado en negociar un principio de oportunidad a cambio de colaborar con la justicia.

Compartir: