¿Quién se quedó con los 12 millones de los dólares de los narcos?

El periodista Daniel Coronell reveló en su columna de la revista Semana una supuesta negociación por 12 millones de dólares de cuatro narcos con los asesores presidenciales Germán Chica y JJ Rendón con el fin de presentar un plan al presidente, Juan Manuel Santos, para entregar rutas y desactivar sus operaciones.

De acuerdo con Coronell «es claro que la propuesta de los cuatro narcos no fue aceptada», pero lo que no se sabe es que pasó con los 12 millones de dólares que habría recibido JJ Rendón, principal asesor de la campaña a la reelección del presidente Juan Manuel Santos y cuál fue la participación del ex asesor, Germán Chica.

El siguiente es el artículo completo publicado en la Revista Semana:

La comba al palo
Por Daniel Coronell

OPINIÓN Está claro que la propuesta de los cuatro narcos no fue aceptada. Lo que sigue siendo un misterio es si existieron los 12 millones de dólares de los que habla comba y quién se quedó con ellos.

La comba al palo.

Javier Antonio Calle Serna, uno de los hermanos ‘Comba’, asegura que él y otros tres capos del narcotráfico le dieron 12 millones de dólares a J.J. Rendón para que le presentara un plan de negociación al presidente Juan Manuel Santos para entregar rutas y desactivar sus operaciones.

El asesor J.J.Rendón admite que tuvo tres reuniones con abogados delegados por esos narcotraficantes y que en 2011 le entregó al presidente Santos una carta y un video de los capos.

J.J. Rendón, quien suele cobrar bastante por sus asesorías, asegura que esta vez trabajó gratis: “Ni me ofrecieron, ni me pagaron. Ni siquiera pagaron el café”. Afirma que “si realmente hubo plata de por medio se debió quedar en las manos de quien lo puso en contacto con los representantes de los narcos”: el entonces alto consejero presidencial para asuntos políticos Germán Chica, quien hoy es director ejecutivo de la Federación de Departamentos que agremia a los gobernadores del país.

Chica, por su parte, descarta que él se haya quedado con el dinero: “Je, je, ya estaría sepultado”. Sostiene que uno de los intermediarios fue el exguerrillero del ELN, alias Francisco Galán. Según Chica un tiempo después de las reuniones, Galán le envió un claro mensaje a J.J.: “Dígale que dé la cara, que aparezca, que responda”. Chica dice que oyó de esos intermediarios que le habían entregado al asesor venezolano “5, 7, 9 o 10 millones de dólares” pero curiosamente no recuerda con precisión la cifra, ni quién se la mencionó.

Conocidos estos hechos, y aceptada la existencia de los contactos tanto por J.J. Rendón como por Germán Chica, llamé al presidente Juan Manuel Santos y le pregunté sobre esta particular mediación de quien es hoy –nuevamente– su principal asesor de campaña.

El mandatario certificó que recibió la propuesta: “Sí, es verdad”. Le pedí que me contestara quién le entregó la carta y el video, el presidente afirmó: “J.J. Rendón”. Cuando le pregunté por el papel jugado por Chica, aseguró “Germán Chica nunca me mencionó nada de eso”.

Chica dice otra cosa. Asegura que una vez le tocó el asunto al presidente Santos y que este le ordenó que no se involucrara.

La propuesta quedó engavetada. El presidente Santos afirma que no podría ser de otra manera porque, según él, “con las Bacrim no hay otro camino que el sometimiento a la Justicia”.

Así lo debió entender Javier Antonio, el Comba, quien se cansó de esperar y, en 2012, terminó entregándose en Aruba a la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA), fue enviado a Nueva York y está colaborando con la Justicia estadounidense. El 10 de diciembre pasado declaró ante una fiscal colombiana que la propuesta tenía la firma y las huellas de Diego Rastrojo, Cuchillo, el Loco Barrera y él.

Comba declaró: “Hasta el comienzo de 2010 y finales de 2011 empezó la negociación en Colombia, pero Colombia no muestra interés. Esa negociación era en el gobierno Santos, J.J. Rendón era quien nos iba a ventilar y hacer la fórmula para que la propuesta diera resultado. A J.J. Rendón se le dieron 12 millones de dólares para hacer ese proyecto (…) para ver si a Juan Manuel Santos le gustaba el mismo”.

Está claro que la propuesta de los cuatro narcos no fue aceptada. Lo que sigue siendo un misterio es si existieron los 12 millones de dólares, de los que habla Comba, y quién se quedó con ellos.

J.J. Rendón dice que desconfía de su antiguo aliado, Germán Chica, porque estrenaba con frecuencia apartamentos, carros lujosos y poseía valiosas obras de arte. Nada de eso cuadraba con sus ingresos. También dice que la declaración de Comba es parte del plan de desprestigio impulsado por Nicolás Maduro, quien lo ha llamado públicamente “mal nacido” y “apátrida”.

Germán Chica, que al principio decía no recordar nada, me llamó 24 horas después con un ataque súbito de memoria. Contó que además de Galán habían sido intermediarios Ignacio Londoño Zabala, un personaje mencionado en la narcofinaciación de la campaña presidencial de Ernesto Samper, y un abogado llamado José Mira.

También dijo que unos meses después de esas reuniones, fue a visitar a J.J. Rendón en Miami y encontró que había comprado un lujoso penthouse al lado de otro que ya tenía.

En junio de 2011, J.J. Rendón constituyó en Delaware –paraíso fiscal en Estados Unidos– una compañía llamada Tulum Investments.
Esa empresa compró, de contado, por 4 millones de dólares el penthouse 4707 del Edificio Jade en Miami, el martes 5 de julio de 2011.

El apartamento es aledaño al penthouse 4607, que unos años antes –en 2004– había comprado otra empresa de J.J. Rendón por 3.260.000 dólares.

Tomado de La Revista Semana

Compartir: