Mazda oficializa el fin de su operación en Colombia

A pesar de los esfuerzos por sostener su actividad industrial, la Compañía Colombiana Automotriz (CCA) notifica que decidió terminar su operación de ensamblaje en Colombia». Con esta frase la corporación inicia el comunicado que enviaron a los medios de comunicación para informar que la compañía cesa sus operaciones definitivamente.

La firma explicó que la decisión se tomó tras una evaluación que realizó Mazda Motor Corporation sobre la competitividad de la CCA. «Ese análisis incluyó una revisión del modelo de operación y de sus plantas de producción alrededor del mundo y en especial en los mercados de América Latina y Colombia. Como conclusión, Mazda Motor Corporation determinó que sus operaciones en el país continuarán bajo un modelo de negocio basado en la importación de todo su portafolio de vehículos», reza el informe.

La marca reiteró que la presencia de Mazda en Colombia «está plenamente garantizada y de ninguna manera se verá afectada por cuenta de esta decisión». Explicaron que se continuará con los planes de fortalecimiento y ampliación de portafolio de vehículos y servicios.

«Se mantendrá el óptimo servicio de postventa y la excelente disponibilidad de repuestos que siempre ha caracterizado a la marca a lo largo y ancho del territorio nacional, a través de su amplia red de concesionario y talleres autorizados. A los colaboradores de la compañía se les ha ofrecido un plan de retiro que contempla excelentes beneficios económicos y varias opciones de acompañamiento profesional encaminado a facilitar su proceso de reubicación laboral», concluyó la empresa.

Grave golpe a la industria

Camilo Llinás, presidente de la ACOLFA, señaló que éste es un mensaje negativo para los inversionistas pues el Gobierno no protegió la industria de la apertura comercial que fue lo que provocó el cierre de la compañía Mazda.

Al ser consultado sobre la terminación de operaciones de la fábrica, Llinás dijo que «es resultado de una apertura del sector automotor indiscriminada, especialmente con México. Vemos cómo el mercado colombiano se inundó de vehículos que no hicieron posible mantener la planta de Mazda y el Gobierno nos dará la próxima semana la noticia de que se aprueba TLC con Corea, mandando señales equívocas de la política industrial del país».

Sostuvo que con esta noticia se afectan cerca de 500 empleos directos y más de 10 mil indirectos.

«Es una noticia fatal para el país. Es el retiro de numerosos trabajadores de la planta, de las fábricas de autopartes y de los proveedores», sostuvo.

Llinás señaló que este hecho «aumenta el desempleo de personal calificado. En total son 15 mil empleos que pierde el país y es definitivamente desastroso para el desarrollo económico».

Tras el cierre de Mazda, quedan sólo 4 plantas ensambladoras en el país, que representan menos de 30% del mercado nacional, lo que demuestra, según ACOLFA, que «vamos en camino al desastre general del sector».

El Comunicado

Este es el comunicado completo:

A pesar de los esfuerzos por sostener su actividad industrial, la Compañía Colombiana Automotriz (CCA) notifica que decidió terminar su operación de ensamblaje en Colombia.

La decisión se tomó luego de revisar los resultados de una evaluación que sobre su competitividad global realizó Mazda Motor Corporation. Ese análisis incluyó una revisión del modelo de operación y de sus plantas de producción alrededor del mundo y en especial en los mercados de América Latina y Colombia. Como conclusión, Mazda Motor Corporation determinó que sus operaciones en el país continuarán bajo un modelo de negocio basado en la importación de todo su portafolio de vehículos.

La presencia de Mazda en Colombia está plenamente garantizada y de ninguna manera se verá afectada por cuenta de esta decisión. Se continuará con los planes de fortalecimiento y ampliación de portafolio de vehículos y servicios, para ofrecerle al consumidor colombiano la última tecnología automotriz en términos de diseño, seguridad, desempeño y conectividad.

Se mantendrá el óptimo servicio de postventa y la excelente disponibilidad de repuestos que siempre ha caracterizado a la marca a lo largo y ancho del territorio nacional, a través de su amplia red de concesionario y talleres autorizados.

A los colaboradores de la compañía se les ha ofrecido un plan de retiro que contempla excelentes beneficios económicos y varias opciones de acompañamiento profesional encaminado a facilitar su proceso de reubicación laboral.

Mazda, en Colombia, por siempre.

Con información de La REPUBLICA

Compartir: