Obama y Merkel: «El señor Putín no tiene legitimidad para violar la soberanía de Ucrania»

«El Señor Putin no tiene legitimidad para violar la soberanía de Ucrania. Puede hacer sugerencias porque tiene intereses legítimos en sus vecinos, pero los ucranianos no pueden aceptar ser un apéndice de Rusia y que el Kremlin tenga poder de veto sobre sus decisiones», dijo el presidente de EEUU, Barack Obama.

A su lado se encontraba la canciller de Alemania, Angela Merkel, con quien se reunió en la Casa Blanca. La cita que estuvo dominada por la persistente tensión en Ucrania y la posibilidad de aumentar las sanciones a Rusia.

Tras un almuerzo de trabajo, los mandatarios realizaron una conferencia de prensa conjunta. «Le agradezco Angela por ser un socio tan fuerte y por hablar decididamente de la ocupación de Rusia a Ucrania. Por eso nuestras naciones estamos unidas y decididas a imponer sanciones coordinadas a Rusia», dijo Obama.

«Naves alemanas se están uniendo a las operaciones de patrullaje en el Mar Báltico», agregó.

El mandatario estadounidense apuntó directamente a la responsabilidad del Kremlin en los movimientos rebeldes que sacuden al este de Ucrania. «Mientras las fuerzas ucranianas avanzan para restablecer el orden en el este, es obvio que los insurgentes están siendo apoyados por Moscú, que tiene que usar su influencia para que se desarmen y dejen de provocar violencia».

Los líderes se refirieron también a la crisis desatada por el secuestro de observadores internacionales a manos de rebeldes prorrusos. «Estamos compartiendo nuestra indignación por la detención de los observadores internacionales en Ucrania, entre los que hay cuatro alemanes. Es inexcusable. Rusia tiene que trabajar para garantizar su liberación», dijo Obama.

En todo momento los mandatarios se mostraron cautos y procuraron destacar que su prioridad era resolver el problema por vías pacíficas y negociadas.

«Queremos ver una resolución diplomática, pero si el liderazgo ruso no cambia su rumbo sufrirá consecuencias políticas y económicas», precisó Obama.

Compartir: