El paro continúa y las conversaciones también

Bogotá, 29 de Abril ¬_RAM_Al término de una nueva jornada de conversación entre el Gobierno y representantes del sector agropecuario, el Ministro del Interior revisó con la Policía el balance del paro que cumple su segundo día en distintas zonas del país.
Según la evaluación, las movilizaciones han afectado 29 municipios y la situación más difícil se presentó en el sur del departamento del Huila, donde tres carreteras fueron bloqueadas.

El ministro del Interior, Aurelio Iragorri, recordó que hay orden a la fuerza pública para que mediante el diálogo desbloquee las vías que se vean afectadas, y en caso de no lograrse por esa vía, la orden dada a las autoridades es proceder para despejar la vía, como se tuvo que hacer en el Huila este martes.

De otro lado, Iragorri respaldó las declaraciones del fiscal general, Eduardo Montealegre, quien señaló que existen infiltraciones en las protestas.

Y aunque el Gobierno es consciente de que las manifestaciones tienen su origen en los campesinos, sí hay infiltraciones de “una persona o un grupo de personas, en este caso de la guerrilla, que viene a aprovechar estas marchas para inmiscuirse en ellas y generar acciones como por ejemplo el acto de agredir a un Policía con un arma de fuego de largo alcance como ocurrió anoche (lunes) en el Huila”.

“Estoy seguro que los caficultores del departamento del Huila son incapaces de agredir a un miembro de la Policía”, agregó Iragorri.
En tanto, el ministro de agricultura, Rubén Darío Lizarralde, mantuvo el diálogo con dignidades del agro, sin llegar a un acuerdo.

Este martes abordaron la posibilidad de la condonación de las deudas de los campesinos con el sistema financiero, pero dicha petición de los representantes del agro fue rechazada por el Gobierno, que, mediante el ministro, recordó que se vienen ejecutando accione para ayudar al sector.

Delegados del movimiento Dignidad Agropecuaria, quienes encabezan el paro nacional campesino, desmintieron las versiones del Gobierno Nacional que indican que los agricultores “dejaron plantado” al Ministro de Agricultura, Rubén Darío Lizarralde; además se vieron profundamente molestos por las recientes declaraciones del Ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, quien ha venido denunciando infiltraciones durante las protestas.

Líderes de los sectores de Café, Cacao, Arroz, Leche, Papa, Cebolla, Cítricos, Tomate, Panela, Aguacate, Frijol y de Corabastos señalaron en un comunicado que en la tarde de este martes se reunieron con dos viceministros del Ministerio de Agricultura para abordar la reunión planteada a raíz del paro agropecuario nacional.

En el comunicado, los agricultores indicaron que aunque la reunión debió hacerse en horas de la mañana se presentaron problemas de logística -a cargo del gobierno nacional y ajenos a Dignidad Agropecuaria- no la hicieron posible. “Queremos aclarar que no habían llegado todos los delegados y por lo tanto no se pudo hacer la reunión. Nadie dejo plantado al Ministro como él afirmó” destaca la nota.
Dignidad Agropecuaria Nacional señaló que manifestó al Gobierno, a través de los viceministros, “nuestra airada protesta por la confusión que el Ministro de Defensa crea -en la opinión pública- al declarar de manera irresponsable que la protesta está infiltrada por actores armados”.

Indicaron que también condenan “las declaraciones de otros altos funcionarios del gobierno que afirman, sin sustento alguno, que el paro tiene fines político-electorales”.

Dignidad Agropecuaria Nacional denunció “la intimidación que el gobierno nacional ejerció en el día de hoy contra los manifestantes al impedirles se desplazaran en chivas y camperos de sus veredas y municipios a los sitios de concentración acordados. También condenamos que hayan atropellado con gases lacrimógenos y fuerza pública a los manifestantes en varias vías del país y exigimos libertad inmediata para los detenidos”.

Los campesinos anunciaron que “espera que mañana -el Ministro de Agricultura y los demás altos funcionarios- resuelvan sobre los incumplimientos del gobierno y se puedan precisar los mecanismos que permitan pasar de los anuncios oficiales a soluciones concretas para los agricultores”.

Dignidad Agropecuaria destacó que “Los puntos sobre los cuáles debe resolverse con prontitud son los relacionados con el PIC Cafetero, materialización mediante acto administrativo, del acuerdo de El Espinal con los arroceros y siembra y comercialización de los cereales de tierra fría, la deuda bancaria y comercial de los productores, la rebaja en los insumos agropecuarios -en especial fertilizantes, agroquímicos y combustibles- las importaciones de alimentos y la necesidad de mecanismos de defensa del agro nacional frente a dichas importaciones, el contrabando y los TLC, los problemas derivados de la acción de la gran minería en las zonas agrarias y los demás puntos contemplados en los acuerdos firmados con el gobierno nacional”.

Finalmente, Dignidad Agropecuaria Nacional, llama a los agricultores “a continuar en los sitios de concentración y a que salgan masivamente a las carreteras para fortalecer el paro agropecuario nacional. La presencia de miles de productores agrarios en el paro será la garantía del éxito en la lucha que estamos adelantando por una verdadera política agropecuaria”.

Situación difícil se vivió en el Huila

En el municipio de Pinchote (Santander), tres campesinos resultaron lesionados en choques con el Esmad que, según las autoridades, evitó bloqueos de la vía que conduce a Bogotá

Versiones encontradas se oyeron en Santander después de que el Esmad intervino en el sitio El Copey, en Pinchote, donde cerca de 2.000 campesinos se concentraron en apoyo al paro agrario nacional.

Mientras voceros de los manifestantes aseguraron que se disponían a realizar una marcha al vecino municipio de San Gil, las autoridades precisan que los labriegos querían bloquear la vía que comunica a Bucaramanga con Bogotá. Según líderes agrarios tres protestantes resultaron lesionados.

Los uniformados usaron gases lacrimógenos en el sector donde, desde el lunes, se registran manifestaciones intermitentes de los campesinos que han generado bloqueos parciales y disminución del tráfico por la importante vía.

En Girón, en el área metropolitana de Bucaramanga, 200 campesinos provenientes de Lebrija y San Vicente de Chucurí se ubicaron cerca de la vía que comunica al Aeropuerto Palonegro, y en Berlín, corregimiento de Tona en la vía a Cúcuta, esperando a los labriegos del Catatumbo que se unirían a los que llegaron de Arauca.

En tanto, se presentaron dos bloqueos en los municipios de Suaza y Pitalito, en el Huila. La Policía informó que custodia 25 concentraciones en Santander, Casanare, Arauca, Huila, Cundinamarca y Norte de Santander.

En la tarde, seis personas habían sido capturadas por obstrucción a la vía pública en Tolima, Boyacá y Huila. De igual forma, cuatro uniformados resultaron lesionados en la atención de los disturbios.

Compartir: