Razones por las que el paro es injustificado: Minhacienda

Mientras las dignidades agropecuarias insisten en el incumplimiento de los acuerdos pactados para conjurar el paro agrario que se promovió durante agosto de 2013 y en la falta de una política rural en beneficio del campo, el Gobierno Nacional se mantiene en su posición de que estos sí se vienen cumpliendo.
Las inconformidades de los labriegos llevaron a que desde ayer (lunes 28 de abril) volvieran a las calles, aunque el paro hasta el momento no ha tenido el eco esperado debido a las divisiones al interior de los campesinos.

El Gobierno, desde el presidente Juan Manuel Santos, hasta gran parte de su gabinete ministerial ha rechazado la movilización y ha reiterado que no hay razones para la protesta.

El Ministerio de Hacienda desmitificó los argumentos esgrimidos por los campesinos y expresó por qué el paro no tiene en su criterio justificación.

A continuación el ranking de razones y mitos que elaboró la cartera de Hacienda y Crédito Público respecto a la protesta:

“Ranking: las 10 razones para decir no al #paroagrario”

– Porque el Gobierno ha escuchado, atendido, y resuelto con acciones concretas necesidades de la familia campesina.

– Porque por primera vez los campesinos hoy se sienten parte del cambio, están participando, están señalando el camino hacia el progreso de su sector.

– Porque hoy el agro cuenta con 3 veces más recursos en su presupuesto que hace 4 años; un presupuesto participativo a través del Pacto Nacional por el Agro y el Desarrollo Rural.

– Porque el país escuchó la necesidad del agro, y apoyó con la extensión del 4Xmil a todo el sector.

– Porque hemos dado pasos de gigante para generar un cambio en la dinámica del sector: los productores del campo no solo quieren subsidios, quieren ser productivos, competitivos.

– Porque el Gobierno reforzó medidas contra el contrabando para la protección de la producción nacional agrícola.

– Porque el Gobierno ha generado las condiciones económicas necesarias para la competitividad del sector: tasa de cambio, reducción de impuesto y aranceles a los insumos y bajas tasas de interés para créditos.

– Porque las acciones del Gobierno por el agro no son promesas, son una realidad.

– Porque el Gobierno resolvió el cuello de botella de muchos agricultores: las deudas, con la compra de cartera vencida y el refinanciamiento de las mismas.

– Porque en conclusión este Gobierno se la jugó por el campo como ninguno otro: recursos, mesas de trabajo, diálogo, proyectos, apoyos y en tiempo record.

“Ranking: los 5 mitos del #paroagrario”

– Mito: No se han tomado las medidas necesarias para la lucha contra el contrabando de productos agropecuarios.

Falso. Desde el año pasado, con el Plan de Impulso para la Productividad y el Empleo (Pipe) el Gobierno Nacional reforzó la Policía Nacional Fiscal y Aduanera con 1.000 efectivos y ordenó la compra de escáneres para inspeccionar la carga que ingresa al país en sus puertos y fronteras. Asimismo el Ejecutivo tramita en el Congreso el proyecto de ley Anti-Contrabando para fortalecer las herramientas de esta lucha, endurecer las penas de prisión y castigarlo como un delito conexo con el narcotráfico. Como resultado a estas acciones, por ejemplo, la semana pasada se logró desmantelar una organización criminal dedicada al contrabando de ganado en Norte de Santander.

– Mito: El Gobierno no ha hecho nada para bajar los costos de los insumos agroquímicos

Falso. No es cierto que en Colombia se paguen mayores precios por fertilizantes en comparación con países vecinos. De hecho, los precios de la urea, el potasio y el fósforo al cierre de 2013 en Colombia eran inferiores a los de Chile, Ecuador, México y Perú. En la actualidad todos los agroquímicos se encuentran libres de arancel y excluidos del IVA. El Gobierno trabaja en la reducción de costos de los insumos en dos vías: a través de compra con tarjeta de crédito (Banco Agrario) con las tasas de interés más bajas del mercado y reducción de costo de la intermediación.

– Mito: El Gobierno no ha girado los recursos para el pago del PIC a los productores de café.

Falso. Como respuesta a la caída del precio del grano en el mercado internacional y la menor producción por cuenta del invierno, entre octubre de 2012 y diciembre de 2013, a través de la Federación Nacional de Cafeteros, se pagaron $1,09 billones a 377 mil caficultores de todo el país, respaldados por 4,4 millones de facturas. Algunas facturas (aproximadamente el 2% del total) no se pagaron de inmediato debido a la detección de inconsistencias y posibles fraudes en los cobros por parte de un grupo de productores, pero tras verificar la legalidad y soporte de muchas de esas facturas se autorizó a la Federación Nacional de Cafeteros su pago inmediato.

– Mito: El Gobierno no ha ofrecido ayuda a agricultores endeudados

Falso. Para quienes deben menos de $20 millones se apropiaron los recursos para comprar esa deuda a los bancos, a través del Fondo Nacional de Solidaridad Agropecuaria (Fonsa). Estos créditos serán refinanciados a 11 años, con tres años muertos, donde no se causan ni se pagan intereses, y al cabo del cuarto año se empieza a pagar con una tasa de interés módica de inflación más dos puntos, beneficiando a un gran número de agricultores.

– Mito: El Gobierno no ha entregado apoyo a productores de cultivos alternativos en zonas como Boyacá, Cundinamarca y Nariño

Falso. Para la vigencia 2014 el Gobierno destinó $1 billón a través del Pacto Nacional por el Agro y el Desarrollo Rural, para proyectos productivos –que presentan los campesinos- como siembra, renovación de cultivos, transformación de la producción, asistencia técnica o de transferencia de tecnología, compra de maquinaria, construcción de centro de acopio o plazas de mercado, entre otros, así como proyectos de vivienda rural y de empleo rural en el campo.

La opinión

“El Gobierno ha cumplido. Hoy el sector agropecuario tiene unas condiciones mucho mejores a las de hace seis meses o un año, cuando se está trabajando y se ha avanzado es el momento de salir a protestar y salir a parar”: Ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas.

COLPRENSA, BOGOTÁ

Compartir: