La foto de la campaña a un mes

Encuestas del fin de semana entregan resultados parecidos, pero tendencias nuevas e interesantes en intención de voto.

Por Carlos Obregón

Es claro, por estos resultados, que en la primera vuelta ganará Santos y que habrá segunda vuelta, pero la situación no es tan obvia para que el jefe del Estado gane la reelección, de seguir cayendo en los sondeos.

En la de Semana y RCN, Santos tiene 23%, Óscar Iván Zuluaga, 15%; Enrique Peñalosa 11% y Clara López y Marta Lucía Ramírez el 6%. En la de Datexco para El Tiempo y La W, Juan Manuel Santos 28%, Óscar Iván Zuluaga 16%, Enrique Peñalosa 15%, Clara López 9% y Marta Lucía Ramírez 7%. En ambas mediciones, Santos gana en la segunda vuelta, y el rival más fuerte en ese escenario es Peñalosa.

Santos parece resignado a llegar a la contienda del 25 de mayo sin poder superar el 30 % de la intención de voto, lo cual es un resultado malo para un candidato que además de estar metido de lleno en la campaña, por el hecho de ser presidente le lleva ventaja a los demás aspirantes. Tener en el resultado de primera vuelta menos del 30 % puede tener un impacto sicológico con el elector indeciso y alentar unas alianzas que pueden poner en serios aprietos el triunfo en la segunda. Los analistas le adjudican la empantanada de su campaña a los errores en la estrategia y lo cambios en los mensajes. El mensaje no cala.

Zuluaga, por lo visto en estas encuestas, parecería ser el más beneficiado del estancamiento de la campaña de Marta Lucía Ramírez, afectada por la incertidumbre jurídica que la causó la demanda de la convención. A lo anterior hay que sumarle al candidato la intensificación de su campaña por todo el país –aunque sin proponer nada que sorprenda— con un mensaje contundente contra el proceso de paz, y la mano del expresidente Uribe que ayuda.

Pierde Peñalosa con Zuluaga, pero mantiene una tendencia a subir desde febrero. La estrategia de hacer campaña a pie, sin maquinarias políticas y sin exponerse a desgastes en debates con los demás aspirantes le ha funcionado, pero puede ser insuficiente de seguir subiendo el candidato del Centro Democrático. Por eso se esperaría que haya decisiones de fondo en propuestas para darle más impulso a esa aspiración.

A un mes de las elecciones, la tendencia parece ir en dirección a un acortamiento de distancias entre Santos, Zuluaga y Peñalosa. Vienen tres semanas en las que por lo general se sacan las cartas más fuertes. Esta vez, como hace cuatro años, la falta de debates no marcará la diferencia, y por tanto solo cabe esperar que alguna sorprenda con una jugada audaz.

Compartir: