Paro frenó transporte de pasajeros por vías de Boyacá

Bogotá, 28 de Abril ¬_RAM_Pese a que no hubo bloqueos, este departamento, epicentro del paro, fue uno de los más afectados.
Las terminales de Tunja, Duitama y Sogamoso despacharon buses con intervalos de hasta 30 minutos con destino a Yopal y Bogotá.
«Hubo bajo flujo vehicular. Por las vías transitaron carros particulares y algunos de carga pesada, muy pocos de pasajeros», mencionó Otaín Rodríguez, comandante de Tránsito de Boyacá.

El temor de los conductores fue motivado por los daños que ocasionó un grupo de manifestantes el domingo en la noche, varias horas antes de comenzar el paro agrario, en el peaje de Albarracín, en la vía que de Bogotá conduce a Tunja y en el que con piedras rompieron los vidrios de los autobuses sin dejar lesionados.

La misma suerte corrió un bus que llegaba a Boyacá con los 20 taekwondistas boyacenses que clasificaron a los Juegos Nacionales en Armenia y que fue atacado por un grupo de casi 20 manifestantes que causó serios daños.

Y aunque se registró un intento de bloqueo en la mañana en la vía Tunja-Villa de Leyva, rápidamente fue despejado por la Policía.
Estudiantes de la Uptc de Tunja se unieron a la manifestación y con un ‘pupitrazo’ bloquearon durante una hora la Avenida Norte de la ciudad.

Igualmente, en el sur del país se presentaron varias concentraciones de campesinos. En Nariño, unos 4.000 de ellos decidieron dejar sus huertas para adelantar una protesta pacífica por las calles de Pasto, para exigir la disminución de los precios en los insumos agrícolas y el cumplimiento de los pasados pactos agrarios.

Campo Elías Quenan, un agricultor del corregimiento de Santa Bárbara, llegó a la Plaza de Nariño acompañado de otros 200 campesinos y dijo que «desde que realizó el paro agrario en el año 2013 la gente dejó de sembrar porque los precios de los productos bajaron mucho, entonces no hay ganancias».

En el Cauca, aunque se presentaron concentraciones de quienes hacen parte de Dignidad Cafetera en algunos puntos de la vía Panamericana, no se presentaron bloqueos ni alteraciones en el orden público.

El tráfico vehicular entre Popayán y Cali avanzó en total tranquilidad y las concentraciones en el sector de Piendamó, a unos 30 minutos de Popayán se desarrollaron durante todo el día. «Estamos resistiendo aquí en Piendamó, esperamos que todo avance bien, la gente ha llegado y estamos pendientes de los demás departamentos», dijo Alonso Osorio, vocero de Dignidad Cafetera y Agropecuaria en el Cauca.

A primera hora, unos 200 campesinos del gremio panelero del Valle y norte del Cauca marcharon desde el crucero de Villa Rica rumbo a la
cabecera del municipio de Candelaria, sin que se presentaran alteraciones. Los manifestantes protestaron por la importación de azúcar.

Por otra parte, en Santander, se realizaron dos concentraciones sin bloqueos en las carreteras. En el corregimiento Berlín, en jurisdicción de Tona, 150 labriegos procedentes de Arauca y Norte de Santander llegaron al frío caserío situado en la vía que comunica a Bucaramanga con Cúcuta.

En la vereda El Copey, ubicada entre Socorro y San Gil, en la vía a Bogotá, más de 300 campesinos se concentraron allí tras marchar por los municipios vecinos de Pinchote y Aratoca.

Las autoridades locales no han reportado bloqueo de vías y en la Central de Transporte de Bucaramanga el despacho de buses a la Costa Caribe, Boyacá, Bogotá y Norte de Santander, entre otros destinos, se cumple normalmente.

En el Eje Cafetero, las concentraciones no fueron masivas. En Risaralda, al sitio de Remolinos, en la carretera La Virginia (Risaralda)-Anserma (Caldas), uno de los puntos de concentración del paro nacional campesino, llegaron unas 50 personas.

Sin embargo, Duberney Galvis, vocero de Dignidad Cafetera, sostuvo que en las próximas horas se unirán más campesinos a la protesta y aseguró que algunos vehículos que transportaban manifestantes fueron detenidos por la Policía, situación que fue desmentida por el comandante de la Policía en Risaralda, coronel Ciro Cifuentes, quien dijo que los campesinos tienen derecho a movilizarse, pero no se permitirán bloqueos de las carreteras.

En el Quindío, no se presentaron cierres de vías, ni alteraciones al orden público. Solo unos 60 caficultores y productores de plátano se reunieron en la plazoleta del Centro Administrativo Municipal de Armenia. A la protesta también se unieron mineros y estudiantes universitarios, que marcharon por las calles de la ciudad.

Cesar Bohórquez, cultivador del grano de Génova (Quindío), dijo que lo mejor para los caficultores sería llegar pronto a un acuerdo con el Gobierno.

El secretario de Gobierno de Armenia, Héctor Marín afirmó que en el primer día de paro, «no pasó nada que lamentar, esperamos que todo siga transcurriendo en paz y con tolerancia y democracia». Y aunque en el sector de Versalles, en Calarcá (Quindío), tramo inicial de la vía La Línea no se presentaron bloqueos, la Policía continúa vigilando este punto.

Y en Caldas, pese a que se esperaba que la mayoría de manifestantes fueran cafeteros, durante el primer día de paro nacional, en uno de los puntos en el que más se esperaba concentración para Caldas y Risaralda, hubo más presencia de mineros.

En el peaje del sector de la Felisa, en la vía que comunica a Manizales con Medellín, se instalaron unos 1.000 mineros y cafeteros de Chinchiná, Supía, Marmato y Riosucio (Caldas) y de Santa Rosa de Cabal y Quinchía (Risaralda).

«Todo estuvo en mucha calma, nos ubicamos en un solo carril y hubo movilización de vehículos», dijo uno de los líderes mineros del Eje Cafetero, Johny Garcés.

En Antioquia, el panorama fue igual. La mayor concentración fue en el municipio de La Pintada (en el suroeste) donde al finalizar la tarde había menos de 50 campesinos.

Y en Caucasia (Bajo Cauca) se concentraron algunos mineros. Allí mil personas marcharon con normalidad, dijo Santiago Londoño, secretario de Gobierno.

En total, en el departamento, hubo 2.873 hombres de la Policía y la Fuerza Aérea en los puntos de concentración para garantizar la seguridad y movilidad.
En la Costa, el único departamento que reportó una movilización es Bolívar. El secretario del Interior del Departamento, Enrique Charris, dijo que se tienen información acerca de la movilización de cerca de 600 campesinos de la zona rural de Santa Rosa del Sur, para unirse al paro agrario en un paraje del departamento de Santander.

«Los campesinos se trasladarán hacia Gamarra, después a Aguachica, ambos en el Cesar, hasta llegar a una zona rural del departamento de Santander, donde se concentrarán junto a otros campesinos de la región», indicó.

Por su parte, el gobernador de Bolívar, Juan Carlos Gossaín, señaló que la fuerza pública está disponible para conjurar cualquier bloqueo de vías, o cualquier intento de protesta que no sean pacíficas.

Compartir: